Dependencia victoriosa

Location Shoot in London for Getty

“DEPENDENCIA VICTORIOSA”

Génesis 32

  1. Y levantóse aquella noche, y tomó sus dos mujeres, y sus dos siervas, y sus once hijos, y pasó el vado de Jaboc.
  2. Tomólos pues, y pasólos el arroyo, é hizo pasar lo que tenía.
  3. Y quedóse Jacob solo, y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba.
  4. Y como vió que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y descoyuntóse el muslo de Jacob mientras con él luchaba.
  5. Y dijo: Déjame, que raya el alba. Y él dijo: No te dejaré, si no me bendices.
  6. Y él le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob.
  7. Y él dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel: porque has peleado con Dios y con los hombres, y has vencido.
  8. Entonces Jacob le preguntó, y dijo: Declárame ahora tu nombre. Y él respondió: ¿Por qué preguntas por mi nombre? Y bendíjolo allí.
  9. Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar Peniel: porque vi á Dios cara á cara, y fué librada mi alma.
  10. Y salióle el sol pasado que hubo á Peniel; y cojeaba de su anca.
  11. Por esto no comen los hijos de Israel, hasta hoy día, del tendón que se contrajo, el cual está en el encaje del muslo: porque tocó á Jacob este sitio de su muslo en el tendón que se contrajo.

El 24 de marzo de 1820 nació Fanny Crosby, en los Estados Unidos. A las 6 semanas de vida, perdió la vista debido a un mal procedimiento aplicado a sus ojos. Sin embargo, esto no fue una razón para que ella tuviera una vida sin frutos o triunfos. Fue profesora para ciegos y escribió 8000 himnos. Entre ellos el 212 de nuestro himnario “En Jesucristo Mártir de Paz”.

El patriarca Jacob también enfrentó una condición difícil que no esperaba, y que Dios transformó en una bendición en su vida; a través de ella aprendió a depender del Señor y ser un vencedor con el poder de Jehová.

OBSERVACIONES A NUESTRO PASAJE

1.Jacob regresó de Harán con su familia y bienes, sabía que se encontraría con su hermano Esaú, quien continuaría enojado con él, por tomar su bendición con un engaño.

2.Jacob envió aviso a su hermano de su regreso y le informó de su gran hacienda con el propósito de hallar gracia, es decir, que Esaú apaciguara su ira al saber que Jacob tenía muchas riquezas que podía compartir.

3.Los mensajeros informaron a Jacob que su hermano venía a recibirle con 400 hombres. El patriarca se angustió mucho, parecía que Esaú se acercaba con un ejército para destruirlo en venganza por su abuso.

4.Jacob hizo lo correcto, oró al Señor para que le librara de Esaú. Sin embargo, no confió con plenitud en Dios, ya que además de organizar a su pueblo en dos cuadrillas; envió a su hermano un presente de 580 animales en tres grupos, con el propósito de calmar su furia.

5.Jacob y su familia estaban a la rivera del rio Jaboc, que desemboca en el río Jordán, entre el mar de Galilea y el mar muerto, en el lado oriental. Allí pasaron la noche, pero Jacob se levantó para enviar el presente a su hermano. Luego volvió a interrumpir su descanso para llevar a sus mujeres, hijos y posesiones al lado sur del río Jaboc, él se quedó solo. Jacob no podía dormir, no era para menos, en unas horas todos serían exterminados.

6.Un Varón luchó con Jacob hasta que aparecieron los primeros rayos del sol; fue el Ángel de Jehová; Él dislocó el muslo del patriarca, por lo que quedó herido y incapacitado por el resto de su vida terrenal. La gente dice: “no te metas con Samsón a las patadas”, pero esta lucha no era con Samsón, sino con el Omnipotente Señor. Jacob fue vencido, pero su derrota significó triunfo.

7.Jacob no dejó al Ángel del Señor hasta recibir su bendición; ahora incapacitado la necesitaba más que nunca, él aprendió la lección. La bendición consistió en un cambio de nombre y de vida. Jacob significa usurpador y en verdad él había sido un hombre que con engaños, mañas y astucia había conseguido muchas cosas; aquella noche pensaba librar a su familia con su estrategia. Dios enseñó a Jacob que sus recursos eran nada, sólo Él podía librarle, a partir de ese momento, el patriarca aprendió a depender y confiar sólo en el Señor. Por eso fue llamado Israel que significa: “Dios gobierna”, “el que lucha con Dios” o “príncipe de Dios”.

8.La bendición de aquel Varón reveló a Jacob su identidad, el Ángel de Jehová, el Dios Vivo y Verdadero. De acuerdo a la enseñanza de las Escrituras, sabemos que es la Segunda Persona de la Trinidad, el Hijo de Dios, nuestro Señor Jesucristo. Jaboc celebró ver a Dios y ser librado, ya que nadie puede ver a Dios y vivir; pero por medio del Hijo, de Jesucristo, tenemos la gracia de ver y conocer a Dios para vida eterna, Éxodo 33.20; Juan 14.9; Hebreos 1.1,2. Por eso Jacob llamó aquel lugar Peniel que significa “el rostro de Dios”.

9.La lesión de Jacob no se resolvía con reposo, masajes, ni medicamentos, él quedó cojo de por vida. Esta condición fue una victoria, un medio que le llevó a depender del Señor como su Salvador, Proveedor, Protector y Sostén en todo momento. ¿Qué podía hacer Jacob para salir bien de su encuentro con Esaú, si estaba herido? El único camino fue depender del Señor.

10.En memoria de este importante acontecimiento hasta el día de hoy, los judíos no comen el tendón que se contrajo. Dios es tan maravilloso que transforma las tragedias en bendiciones, para que en lugar de llorar por ellas las recordemos con alegría. Gracias a aquella experiencia la descendencia de Jacob se llama Israel.

11.Después que Jacob aprendió la lección, el Señor le libró de su hermano Esaú, sin hacer uso de la estrategia de su siervo. Jaboc y su hermano tuvieron un encuentro amistoso. De la misma manera, la dependencia de Dios nos hará vencedores.

APLICACIONES PARA NUESTRA VIDA

Como Jacob, enfrentamos situaciones muy difíciles, algunas de ellas atentan contra nuestra vida. Oramos, sin embargo, no siempre ponemos toda la confianza en el Señor, ya que pensamos resolver los problemas con los recursos que tenemos.

Dios en su amor, llega a nuestra vida para enseñarnos a depender de Él. Toca nuestro muslo y lo disloca. Permite una enfermedad crónica; un divorcio; la partida del cónyuge, padre, hermano; la pérdida de un buen trabajo; el cierre de una empresa. Situaciones con las que vamos a vivir el resto de nuestra vida terrenal.

El Testimonio de Israel nos enseña que estas dificultades deben ser nuestras más grandes victorias. Son un instrumento para confiar y depender de Dios de manera total. Son la oportunidad para ver su mano poderosa que sostiene nuestra vida y nos conduce al triunfo.

¿Por qué es necesario aprender a depender sólo en el Señor? Porque fuera de Dios todo es vanidad, es nada, no podemos hallar verdadero refugio. Además, Él quiere que evitemos experiencias que lastimen y perjudiquen nuestra vida espiritual.

Es como si saliéramos de casa con niños pequeños. Y ellos nos dijeran: “puedes soltarme, me está cuidando Superman, Batman o el hombre araña”. Desde luego que no soltaríamos su manita, porque estos personajes nada son, si los dejáramos a su cuidado les podría pasar algo malo, incluso perderse. Dios no quiere que confiemos en el dinero, los humanos, el trabajo, los bienes materiales, porque son un falso apoyo; si confiamos en ellos seremos lastimados. Sólo debemos confiar en el Señor.

Demos gracias al Señor por las situaciones que enfrentaremos por muchos días, son el instrumento divino para que seamos vencedores.

HERMANOS: Cerremos esta reflexión con el testimonio del apóstol Pablo, 2 Corintios 12:

7 Y porque la grandeza de las revelaciones no me levante descomedidamente, me es dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezcasobremanera. 

8 Por lo cual tres veces he rogado al Señor, que se quite de mí. 

9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi potencia en la flaqueza se perfecciona. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis flaquezas, porque habite en mí la potencia de Cristo. 

10 Por lo cual me gozo en las flaquezas, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias por Cristo; porque cuando soy flaco, entonces soy poderoso. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: