Bendiciones de la fidelidad

37186946_413991609115440_7740955733813886976_n

2 Reyes 2

Y como hubieron pasado, Elías dijo á Eliseo: Pide lo que quieres que haga por ti, antes que sea quitado de contigo. Y dijo Eliseo: Ruégote que las dos partes de tu espíritu sean sobre mí. Y él le dijo: Cosa difícil has pedido. Si me vieres cuando fuere quitado de ti, te será así hecho; mas si no, no.

Gracias a Dios tenemos la bendición de iniciar un nuevo ciclo de estudios en la ESBITEN “Saulo y Bernabé”, por lo que es oportuno reflexionar en la importancia de ser fieles cristianos y estudiantes de la Palabra de Dios. El testimonio del profeta Eliseo sirve como ejemplo a nuestra vida.

OBSERVACIONES A NUESTRO PASAJE

  1. Jehová se detuvo en alzar a Elías porque estaba acompañado de Eliseo. No sería sin una muestra de fidelidad que Eliseo vería esta maravilla de Dios.
  2. Tres veces Elías le pidió a Eliseo que le dejara ya que tenía que cumplir las comisiones del Señor, pero su discípulo permaneció a su lado. Seguro que Eliseo fue fiel para cuidar de su maestro, aprender de él hasta el último momento y ser testigo del milagro de su arrebatamiento.
  3. Los hijos de los profetas, fueron los estudiantes en las escuelas bíblicas de aquellos tiempos. Es hermoso ver que estas escuelas funcionaban en varias ciudades y que estaban al día con la Revelación del Señor, los varones sabían que Dios en breve recogería a su siervo.
  4. Elías abrió las aguas del Jordán con su manto, ¿fue un acto de presunción? No, fue una necesidad para continuar su caminata y una manifestación de la presencia del Espíritu Santo en su vida. Las Escrituras nos enseñan que Dios siempre proveerá lo que necesitemos para cumplir su ministerio. Y que la presencia de su Espíritu en nuestro corazón, es la fuente de poder para ser sus testigos en todo lugar.
  5. En recompensa a la fidelidad de Eliseo, Elías le dijo que pidiera lo que quisiera. Su discípulo hizo una excelente petición: una doble porción de su espíritu, es decir, del don del Espíritu Santo en su vida. Esto es lo que debemos buscar, ser llenos del Espíritu del Señor, Efesios 5.18.
  6. Eliseo tendría que ser fiel siempre, si él veía a Elías partir, entonces sería cumplida su petición. Y así ocurrió, Eliseo fue testigo del maravilloso arrebatamiento de su maestro al cielo. Elías y Enoc son primicia de los que estemos vivos cuando Cristo venga a las nubes por su iglesia, quienes seremos transformados a un estado de incorrupción sin pasar por la muerte, 1 Tesalonicenses 4.13-18.
  7. En recompensa a su fidelidad Eliseo recibió una doble porción del espíritu de Elías. Realizó un ministerio profético muy fructífero. Pero, ¿cuál fue el propósito de realizar muchos milagros? Dar evidencia en medio de la incredulidad e idolatría de Israel, que sólo Jehová es el Dios Vivo y Verdadero, es único Hacedor de maravillas.

APLICACIONES PARA NUESTRA VIDA

  1. Así como los profetas del Antiguo Testamento fueron llamados a este ministerio por la gracia de Dios, nosotros tenemos un lugar en la Escuela Teológica como maestros o estudiantes sólo por la gracia del Señor, es decir como un regalo de amor.
  2. Dios tiene un propósito al traernos a estudiar su Palabra, por lo tanto, Él proveerá la salud, el tiempo, dinero, los permisos y apoyo que necesitemos. Debemos superar toda preocupación y tener paz en el Señor.
  3. Estamos en la Escuela por el llamado de Dios que atendimos de manera voluntaria, nadie nos forzó, obligó o condicionó para venir. De tal modo que debemos tener buena actitud, estudiar con alegría y ánimo.
  4. Dios también prueba nuestra fidelidad, nos enfrentaremos al cansancio, desánimo, dificultades y malestares. Pero debemos esforzarnos para no desistir. Escucharemos una voz que nos dirá: quédate, no vayas, sin embargo, con poder del Señor por medio de la oración debemos ser vencedores.
  5. Es necesario ser fieles al Señor, al estudio de su Palabra; fieles en hacer las tareas, en asistir cada lunes y hacerlo con puntualidad. Debemos ser fieles como Eliseo y no despegarnos de nuestras responsabilidades como maestros o estudiantes.
  6. Dios recompensará nuestra fidelidad. Lo hará con las cosas que más necesitemos: salud, bendiciones espirituales, crecimiento, dádivas en la familia, el trabajo, con las oraciones de los hermanos y en otorgarnos lugares para servirle en la enseñanza de su Palabra.
  7. Si somos fieles en nuestros deberes, el fruto del Espíritu Santo abundará en nuestra vida. Este es un propósito principal de nuestra Escuela, formar cristianos llenos de amor, gozo, paz, tolerancia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza, Gálatas 5.22,23.

HERMANOS:

¿Quién quiere una doble porción como Eliseo?

Seamos fieles. Seamos exitosos. Para el Señor el éxito significa fidelidad. Si hemos empezado la carrera, perseveremos con la gracia divina hasta llegar a la meta.

“Mejor es el fin del negocio que su principio: mejor es el sufrido de espíritu que el altivo de espíritu”, Eclesiastés 7.8.

“Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida”, Apocalipsis 2.10.

Bosquejo de apertura 2018-2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: