Sabiduría en las pruebas

233 

SABIDURÍA EN LAS PRUEBAS

 Job 2.9-13.

El hombre es corto de días, y harto de sinsabores, Job 14.1. Dios permite muchas pruebas en nuestra vida con varios propósitos. Algunas veces desea santificar el corazón de sus hijos; dar testimonio de su poder salvador; enseñar una lección muy importante; o pulir la fe de sus escogidos.

Si usted o un hermano se encuentra en una prueba, ¿cuál es el propósito?, sólo el Señor lo conoce. Dios puede revelarle el objetivo de la prueba o reservarlo. Si el Señor lo guarda, debemos respetar su voluntad, las cosas secretas pertenecen a Jehová, Deuteronomio 29.29.

No nos corresponde hallar una explicación a la prueba que enfrentamos o que viven los hermanos. Dios nos da la bendición de ejercitar su don de la fe, la dicha de confiar que todas las cosas nos ayudan a bien, porque Él es Sabio, Perfecto, Inmutable y Poderoso, Romanos 8.28.

LA EXPERIENCIA DE JOB.

Dios permitió varias pruebas en su siervo. El Señor permitió muchas adversidades muy dolorosas en la vida de Job. Aquel varón perdió sus bienes materiales, ganado, sus hijos y salud. A estos sufrimientos hay que agregar que Job no contó con el apoyo de su esposa, ella lo trató como a un extraño, Job 19.17. Y que el siervo de Dios perdió el respeto de sus amigos; fue menospreciado incluso por las personas en situación miserable, Job 19.18,19. Esto fue un golpe devastador para Job.

El Señor manifestó su obra perfecta. Dios permitió a Satanás quitar la hacienda y salud a Job, por eso la prueba fue muy difícil, él sufrió el ataque del maligno. ¿Por qué el Señor permitió esto? Para dar testimonio que su obra Redentora es perfecta en la vida de sus hijos. Satán dijo a Dios que la justifica de Job se debía a la abundancia de sus bienes; pero el Señor demostró que la perfección, rectitud, temor y obediencia de su siervo, eran el fruto de su obra en su corazón. Dios permitió que Job fuera probado, no porque confiera en aquel varón, sino porque el Señor sabía que nadie, ni nada, nos puede apartar de Él, Romanos 8.38,39.

Un ejemplo de buena actitud. Las pruebas causaron mucho sufrimiento en Job y su mujer. Sin embargo, Job, rasgó su manto, trasquilo su cabeza en señal de dolor, y adoró a Jehová. La obra de Dios triunfó en él, en lugar de blasfemar al Señor, le bendijo, Job. 1.20-22. Job reconoció que Dios es Dueño de todas las cosas y que es Soberano para dar y quitar conforme a su voluntad. Aquí tenemos un ejemplo de actitud en las pruebas, en medio del sufrimiento, debemos adorar al Señor, porque Él tiene un propósito sabio.

LA RESPUESTA DE SU MUJER, 9,10.

Con ironía. La Biblia Reina-Valera 1909, traduce: Bendice a Dios, y muérete. Y es lo correcto. Otras revisiones y versiones traducen: “Maldice a Dios, y muérete”. De acuerdo con el texto hebreo la palabra que encontramos en Job 2.9: “Bendice”, es la misma que Job usó, al decir: “Sea el nombre de Jehová bendito”. Para la esposa de Job, la prueba también fue dolorosa, perdió bienes y a los hijos que tanto amaba. Ella trató de entender a Dios y llegó a una conclusión, por lo que con ironía le dijo a su marido: Bendice a Dios, y muérete.

El significado. Job confió en la soberanía divina, hasta ese momento no deseaba una respuesta a sus pruebas, sin embargo, su esposa tenía una. Las palabras de su mujer tienen este sentido: Dios es malo; tú has sido perfecto, recto, temeroso y apartado de mal; le adoras, le ofreces sacrificios y mira lo que te hace. ¿Cómo puede el Señor hacernos esto, mientras que a los malvados les da bienes? Job, ¿aun retienes tu simplicidad? ¿Por qué no le preguntas a Dios qué quiere de nosotros? ¿Por qué no es justo con nosotros? Si no le vas a reclamar, bendícelo para que de una vez mueras y dejes de sufrir.

El efecto. Sostenido por la gracia del Señor Job permaneció firme y reprendió a su esposa por sus palabras faltas de sabiduría. Pero una mala semilla quedó en su corazón. ¿Tendrá razón mi esposa? Si hemos hecho lo correcto, ¿por qué nos vino todo este mal? Job esta en peligro de resbalar. Debemos tener cuidado, no nos toca dar respuesta a nuestras pruebas, tampoco nos corresponde explicar la prueba de nuestros hermanos. Debemos ser muy prudentes, en una prueba, basta preguntar a los familiares, ¿si el hermano ha sido un siervo fiel, por qué está sufriendo?, para dar una respuesta como la mujer de Job: ¿por qué el Señor es malo con él? Estas palabras llevan a un terreno peligroso.

LA EXPLICACIÓN DE SUS AMIGOS, 11-13.

Su falta de palabras. Job fue visitado por 4 amigos. En el capítulo 2 se hace mención de tres, pero el libro nos dice que también estuvo el joven Eliú, quien había permanecido callado para dar oportunidad a que la sabiduría de los viejos hablara, Job 32.1-7. Los amigos el ver la precaria situación de Job y su gran dolor, lloraron con gritos, rasgaron su manto sentados con él en la tierra permanecieron sin hablar durante una semana.

Otra respuesta. Job leyó el mensaje de su llanto, gritos y el terror de sus rostros. Ellos le dieron otra respuesta a su prueba. El mensaje fue este: ¿qué pecados cometiste para que Dios te castigara de esta manera? Y en efecto al comenzar los diálogos, los tres amigos le expresaron que sus males eran la consecuencia de sus pecados, porque el Señor no trata así a los justos Job 4.7-9. Incluso, Bildad tuvo el atrevimiento de decirle que sus hijos murieron por ser pecadores, Job 8.4. Qué palabras tan crueles. Muchas veces somos como los amigos de Job, al conocer la prueba de los hermanos preguntamos ¿qué pecado habrá cometido? Algunos cometen la imprudencia de acercarse para decirles: todo esto a sucedido porque estás mal en tu vida.

El efecto en Job. Las respuestas innecesarias de la mujer de Job y sus amigos le hicieron resbalar, no cayó porque el Señor le sostuvo. Primero Job maldijo su día, Job 3.1. Luego, Job quiso tener una respuesta de Dios a su prueba. Él sabía que las explicaciones de sus cercanos eran erróneas, entonces deseó que el Señor le diera la respuesta correcta. En lugar de dar ayuda y consuelo a Job, sus seres amados hicieron más difícil su prueba. Mas tarde, Dios le hizo ver a su siervo que su Sabiduría es incomprensible pero perfecta, que Él es Soberano para hacer sus obras y no siempre nos da una explicación porque no podemos comprenderle; sin embargo, tenemos la oportunidad de confiar en el Señor, Él siempre sabe lo que hace.

Hermanos:

Todos pasamos por variadas pruebas: enfermedad, falta de trabajo, problemas familiares, falta de recursos económicos, problemas matrimoniales, y muchos más.

Seamos muy prudentes. En las pruebas que enfrentamos o que padecen los hermanos, nuestro papel es orar.

No demos respuestas a las pruebas. Sólo Dios sabe cuál es su propósito. Si la respuesta no es correcta, afectaremos la vida espiritual de nuestros hermanos. Si alguien nos dice: ¿Qué quiere el Señor de mí?, debemos responder, oraré para que Dios le muestre su voluntad.

La mayoría de los hermanos que enfrenta una prueba se va de la iglesia por la vergüenza de ser interrogados o el temor de ser juzgados. Quienes sufren no tienen que marchar a otra iglesia, debemos abrigarlos con oración, amor y respeto.

Si los hermanos nos comentan algo de su situación, si tenemos la oportunidad de acercarnos a ellos, debemos hacer oración y alentarles con versículos como:

Isaías 43.1,2.

Romanos 8.28.

2 Corintios 2.3-7.

1 Pedro 1.3-9.

Si observamos o sabemos de un problema que requiere atención, por ejemplo, un comportamiento malo en la casa de Dios o conflictos entre hermanos de la iglesia, debemos dar informe a los Ancianos Gobernantes, quienes con sabiduría del Señor sabrán tratar el asunto.

No murmuremos, ni hagamos chisme de los hermanos en sus pruebas. Seamos verdaderos amigos en Cristo Jesús.

Por otra parte, si usted ha padecido los comentarios de los hermanos en su prueba, lo mejor es que perdone y no guarde rencor en su corazón. Dios libró a Job de sus pruebas después de que él ofreció holocaustos por sus amigos y oró por ellos. Job perdonó a quienes le lastimaron, de esta manera vivió sin cargas y con paz, Job 42.7-10.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: