Fidelidad al Señor

“LA BIENAVENTURANZA DE LA FIDELIDAD AL SEÑOR”

 Lucas 12.35-38.

 2017-12-16-PHOTO-00000238

Un operador de tren, solía decir a los pasajeros, les advierto que si Cristo viene por su iglesia, no podré conducir hasta el final. La gente le escuchaba sin entender. Pero un día, otro cristiano le contestó: “me tiene sin preocupación, Jesús también viene por mí”

¿Esperamos con fidelidad a nuestro Salvador Jesucristo?

UN SENCILLO COMENTARIO DE LA PALABRA DE DIOS.

35. Estén ceñidos vuestros lomos, y vuestras antorchas encendidas;

PREPARACIÓN.

Ceñir los lomos significa cruzar la parte baja de la túnica y atarla con el cinto para tener fuerza y libertad de movimiento. El Señor Jesús nos habla de la importancia de estar preparados como las personas que esperan el regreso de su señor de una boda. Los hebreos tenían la costumbre de llevar a cabo las ceremonias nupciales en la noche, por eso era necesario tener las antorchas encendidas. En la actualidad, si se va la energía eléctrica, de inmediato usamos el celular como lámpara, pero en aquellos tiempos tomaba tiempo encender una antorcha. El Señor pide que estemos preparados.

36. Y vosotros semejantes á hombres que esperan cuando su señor ha de volver de las bodas; para que cuando viniere, y llamare, luego le abran.

ATENCIÓN.

Desde antes de la boda los judíos llamaban al varón: “el esposo”, y a la contrayente: “su mujer”, porque el compromiso de boda era tomado con mucha seriedad, Mateo 1.19,20. Para realizar la boda, en la noche, el esposo iba en busca de su mujer, se encontraban a mitad del camino y volvían a la casa del varón; el esposo no tenía que esperar una hora como sucede en las nupcias occidentales. Después de la ceremonia los esposos ofrecían una gran cena. Los invitados regresaban tarde a casa. Por lo tanto, los siervos tenían que estar atentos para escuchar la voz de su señor y abrirle.

37. Bienaventurados aquellos siervos, á los cuales cuando el Señor viniere, hallare velando: de cierto os digo, que se ceñirá, y hará que se sienten á la mesa, y pasando les servirá.

GOZO.

Los siervos que permanecían despiertos hasta la llegada de su señor, eran recompensados por él. En lugar de que ellos le sirvieran, su señor les atendía, les daba de comer y beber. Era un gesto de gracia por su lealtad. Qué gozo tan grande sentían los siervos por ser honrados de esta manera. Bienaventurados, se traduce del griego “macarios” que significa un gozo imborrable. Los siervos no olvidan la gracia que recibieron, el gozo permanecía en su corazón.

 38. Y aunque venga á la segunda vigilia, y aunque venga á la tercera vigilia, y los hallare así, bienaventurados son los tales siervos.

CONSTANCIA.

Los judíos contaban la noche de seis a seis y la dividían en tres vigilias. La segunda vigilia era entre las 22:00 y 2 horas; la tercera entre las 2:00 y 6:00 horas. La cena, los saludos, la plática y convivencia, implicaba pasar en la boda varias horas. Los amos podían regresar hasta la tercera vigilia. Eran bienaventurados los siervos que permanecían despiertos, sin distraerse; que eran constantes en su deberes.

 ¿QUÉ SIGNIFICA PARA NOSOTROS?

 El Señor Jesús vendrá por su Iglesia. La Palabra de Dios nos enseña que Jesucristo vendrá a las nubes por su iglesia, para llevarla a la casa de su Padre y celebrar las Bodas del Cordero, es decir, la unión del Señor con los redimidos. A este evento se le conoce como el Rapto, porque ningún hombre sabe cuando ocurrirá. Cuando Cristo venga los muertos en él serán resucitados y los creyentes que estemos vivos seremos transformados a un estado incorruptible en alma y cuerpo, 1 Tesalonicenses 4.13-18.

 Tenemos que estar preparados. ¿Cómo lo hacemos? Lo más importante es que cada hombre reconozca, se arrepienta (aparte) de sus pecados y crea en Jesucristo como su único Salvador. Tome en cuenta que el Señor sólo vendrá por quienes creen en Él y le siguen.

 Debemos ser leales. Muchos evangélicos no esperan a Cristo, porque no creen que el Señor ha de venir a las nubes. Algunos se burlan de la doctrina del Rapto, el apóstol Pedro habló de ellos, 2 Pedro 3.1-10. ¿Por qué no creen?

Porque dicen que esta enseñanza no es clara en las Escrituras.Sin embargo, todo lector de la Palabra de Dios se dará cuenta que la venida de Cristo a las nubes es una enseñanza indiscutible.

Explican que los pasajes sobre la venida del Señor son poéticos o figurados.Es verdad que algunos textos como Apocalipsis usan un lenguaje figurado, pero tienen una enseñanza y significado literal. Por otra parte los pasajes que nos hablan del Rapto, como 1 Tesalonicenses 4 o 1 Corintios 15 no son poesía.

Porque expresan que ya habría ocurrido.Dios tiene un plan y tiempo para que la venida del Señor acontezca, Él no se tarda.

Les parece algo fantástico.Lo mismo decía la gente en tiempos de Noé y el diluvio anunciado por el Señor sucedió, una evidencia de este evento, son los fósiles, los dinosaurios fosilizados son los misioneros de Dios. El Señor es Hacedor de maravillas. Cristo vendrá.

¿Por qué la fidelidad produce gozo? Porque:

 Nos mantiene en santidad. Si Jesucristo es nuestro Salvador, cuando Él venga de acuerdo a su promesa de salvación, nos arrebatará. Nadie quiere ser hallado en medio de un acto pecaminoso, o distraído en el mundo. Saber que el Señor puede venir en este momento, nos lleva a mantener nuestra vida en santidad, para que el Hijo de Dios nos encuentre fieles a Él.

 Nos ayuda a aprovechar mejor el tiempo. En verdad, Jesús puede venir hoy, todo está preparado para que ocurra su venida. Por lo tanto, debemos usar mejor el tiempo, los dones y recursos que el Señor nos ha dado.

 Nos motiva a evangelizar. ¿Algún familiar, amigo o compañero no conoce a Cristo como su Salvador? Tenemos que evangelizarlo para que también esté preparado.

 Nos da la gracia de la recompensa. Somos siervos de Jesucristo, no tenemos ningún derecho, pero en su gracia, además de venir por nosotros, el Señor promete dar recompensa a quienes sean fieles en sus deberes. Gracias a Dios por la bienaventuranza que nos da:

“Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré: entra en el gozo de tu señor”, Mateo 25.21.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: