Esforzadores de la Biblia

1logo EC color MB

2 Timoteo 2.1.

El esfuerzo cristiano mundial celebra 137 años de vida, y esto es motivo de una gratitud especial a nuestro Dios quien ha sostenido su obra esforzadora.

En este aniversario es oportuno reflexionar en la vida que debemos llevar como esforzadores cristianos, de manera que esta organización siga dando frutos para la gloria de Dios. Para responder a este asunto analizaremos el ejemplo de dos siervos del Señor que fueron esforzadores cristianos.

DANIEL, PROFETA FIEL, Daniel 1.8,9; 6.10.

Consagrado al Señor. Daniel fue llevado cautivo a Babilonia en el año 606 a. C., cuando tenía unos 17 años. Lejos de su patria, él pudo adoptar las costumbres caldeas, pero en lugar de eso se consagró de manera total al Señor, al grado de no comer de los manjares reales porque estaban manchados de idolatría. Este es un ejemplo para que nosotros vivamos para el Señor, que estemos apartados para Él de manera íntegra. El tiempo, los recursos, talentos, fuerzas, amor, deben estar dedicados a Dios. Esto es bueno, pues quien conserva las cosas para sí, las pierde; pero quien las da al Señor, las gana. Recordemos que por esta consagración Daniel y sus amigos fueron hallado 10 veces mejores que los demás.

Durante toda su vida. En 1615 Peter Paul Rubens pintó a Daniel en el foso de los leones, pero hay un error en la pintura, ya que Daniel aparece joven. La Palabra de Dios nos enseña que habían pasado 70 años, ya no gobernaban los caldeos, sino los medo persas, Darío regía en Babilonia. Daniel tenía casi 90 años. Tenemos un testimonio de fidelidad desde la juventud hasta la vejez. Muchas personas han militado en el esfuerzo cristiano pero lo han abandonado, no han sido fieles. Aprendamos a ser fieles durante toda la vida que el Señor nos da, ya que sólo si somos fieles hasta la muerte recibiremos la corona de vida.

En la comunión con Dios. Dos factores fueron importantes para que Daniel permaneciera fiel. El primero, la gracia de Dios, Daniel es la obra de Dios, y por lo tanto Él le sostuvo hasta el final, la gloria es para el Señor. El segundo, la comunión con Dios, podemos apreciar que Daniel era un hombre que leía las Escrituras y oraba todos los días; lo hizo incluso cuando esto significó ser echado al foso de los leones. La comunión con Dios es indispensable en la vida del esforzador cristiano; no debemos tener una vida espiritual raquítica que nos lleve al temor, la desesperación, la ira, o el abandono de nuestros ministerios. Una buena vida de comunión con Dios, siempre nos protegerá en los momentos difíciles, Salmo 27.4-6.

PABLO, APÓSTOL SERVIDOR, 1 Corintios 15.10.

Por la gracia de Dios. Pablo reconoció que no era digno de ser apóstol porque fue perseguidor de la iglesia. Admitió que fue Dios por medio de su gracia quien le salvó y le dio el privilegio de ser su mensajero. Es por la gracia de Dios que todos ocupamos un lugar en la iglesia y en el esfuerzo cristiano. Debemos recordar esto para no caer en la soberbia de pensar que el Señor nos necesita o que sin nosotros la iglesia o la sociedad no va a funcionar; somos nosotros quienes necesitamos del Señor y su pueblo. La iglesia es la obra de Dios y por eso permanecerá hasta la eternidad.

 Sobresaliente. Pablo trabajó más que todos los apóstoles. Fue el primero en entender que en evangelio también era para los gentiles y que no necesitaban guardar la ley ceremonial. Fue el mayor escritor del Nuevo Testamento. Llevó el evangelio a más lugares. Pasó mas tribulaciones. Sin la obra del Señor por medio de Pablo el cristianismo hubiera quedado reducido a una secta judía. También debemos esforzarnos por tener un ministerio sobresaliente. No se trata de competir entre nosotros, tampoco de presunción, sino de motivarnos a hacer más para la gloria de Dios.

 De gran influencia positiva. Gracias al apóstol Pablo podemos ver que la ley y las profecías se cumplieron en Jesús, y que por lo tanto Él es el verdadero Cristo, nuestro Salvador; él como perito arquitecto puso el fundamento, 1 Corintios 3.10. El ministerio de Pablo ha influido de manera positiva a través de los siglos hasta nuestra vida, con toda razón él nos dice que seamos sus imitadores en Cristo, 1 Corintios 11.1. De igual manera nuestro reto es influir en la vida de los que nos rodean, de tal modo que sean motivados a creer, seguir, adorar y servir a Jesucristo. También tenemos la gracia de Dios que nos da poder para ser una buena influencia en estos tiempos.

 Hermanos:

El apóstol Pablo de dijo al joven Timoteo:

Pues tú… significa responsabilidad personal, no te detengas a mirar lo que hacen o no los demás. Se proactivo, ten iniciativa como esforzador cristiano.

Hijo mío… nos recuerda la gracia que hemos recibido los gentiles. En el tiempo en que Pablo no conocía a Cristo, le habría dicho a Timoteo: perro. Pero ahora le dice hijo, porque en Cristo somos una familia judíos y gentiles. Debemos estar agradecidos y rendidos al Señor de corazón.

Esfuérzate en la gracia… debemos esforzarnos en todo aquello que fortalezca y transmita la gracia salvadora. En la oración, lectura de la Palabra de Dios, las alabanzas, la predicación, las buenas obras.

Que es en Cristo Jesús. Los esforzadores cristianos deben quitar de su mente y corazón la frase: “no puedo”. Cristo es Dios en nuestras vidas, por lo tanto todo lo podemos en Él. Y si nos ayudamos unos a otros tendremos mayor bendición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: