Nuevas de gran gozo

“Mas el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: Que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor”. Lucas 2.10,11.

2017-12-22-PHOTO-00000256

¿Cuántas noticias hemos recibido hoy? Algunas nos han alegrado, tal vez otras nos causado tristeza. Hoy queremos darle una buena noticia, la noticia de la navidad. El anuncio del nacimiento de nuestro Salvador Jesucristo, es una noticia tan grata, que las noticias difíciles son disipadas por la luz de estas buenas nuevas. Veamos dos razones:

1 PORQUE DIOS NOS HA PROVISTO DE UN SALVADOR.

El Mesías o Cristo. Él fue anunciado como el Salvador de nuestras vidas. ¿Por qué necesitamos un Salvador? Porque hemos pecado, es decir, hemos quebrantado la ley de Dios, y en consecuencia estamos desterrados o separados de Dios, pues “la paga del pecado es muerte” (Romanos 6.23). Este es un problema que nosotros no podemos resolver, pues las obras, la vida religiosa y el dinero no pueden lavarnos de pecados. Las buenas noticias son que Dios tuvo a bien proveernos de un Salvador.

Quien vino para morir en nuestro lugar. Dios en su misericordia, al ver nuestra incapacidad para lavar nuestras vidas de nuestros pecados, nos dio a su Hijo para ser nuestro Salvador, Jesús es el Hijo de Dios y su nombre significa Salvador. Sólo Jesucristo puede salvarnos porque Dios cargó nuestros pecados en Él, y Jesús los pagó con sus sufrimientos y muerte en la cruz del calvario. Jesucristo fue nuestro sustituto en la cruz del calvario, pagó en nuestro lugar. Además de que el Señor resucitó y prepara morada en la casa de su Padre para los que creen en Él. Por estas razones Jesucristo es el único medio de Salvación.

Por su amor infinito. El gran amor de Dios o su mucho amor como lo dijo el apóstol Pablo a los efesios, es lo que hizo posible que hayamos sido provistos de un Salvador. ¿Quién daría a su hijo para que muriera en lugar del ratero, del mentiroso, secuestrador, homicida, violador, fornicario o adúltero? Sólo Dios pudo hacerlo. En su amor envió a su Hijo a este mundo en humildad, para sufrir todas las adversidades y tentaciones que nosotros enfrentamos de manera que Jesús fuera nuestro perfecto Sustituto en la cruz.

2 PORQUE TENEMOS A JESUCRISTO QUIEN ES DIOS.

Declarado por mensajero del Señor. El ángel les dijo a los pastores que el Mesías es el Señor, es decir es Dios, Señor es un nombre de Dios. Para ser salvos es necesario arrepentirnos de nuestros pecados y creer en Jesucristo como el único Salvador de nuestras vidas. Al hacerlo de inmediato, somos lavados de nuestros pecados, somos justificados, adoptados como hijos de Dios y santificados. Los salvos somos hijos de Dios, pertenecemos a la gran familia del Señor y gozamos de la presencia permanente de Jesús en nuestras vidas. Tenemos a Dios en nuestros corazones.

Todos los días. Jesucristo nos prepara un lugar en el reino celestial, pero también está con nosotros todos los días y nos da su guía, provisión, fortaleza y cuidados (Mateo 28.20). Policarpo, un cristiano del primer siglo, prefirió morir que negar a Jesucristo, porque dijo: ¿Cómo podría negar a Jesús si solamente he recibido cosas buenas de Él? Nosotros también hemos probado y disfrutado la fidelidad del Señor en nuestras vidas, por lo tanto debemos confiar en Cristo siempre y vivir la paz de su presencia.

Con nosotros. Otro de los nombres de Jesucristo es Emmanuel, que significa, con nosotros Dios. Es posible que algunas veces nos sintamos solos, pero no debemos confiar en nuestros sentimientos porque son engañosos; Jesucristo nunca nos abandona ni un instante. En otras ocasiones, tal vez no veamos al Señor a nuestro lado; pero bastará rogar a Dios que ilumine nuestra vista (Salmo 13) y observaremos que Jesucristo está obrando en nuestra vida de manera fiel y poderosa.

 HERMANOS:

 Las buenas noticias son que Dios nos ha dado un Salvador de nuestros pecados, de modo que disfrutemos de la bendición de ser hijos de Dios y recibir herencia eterna en los cielos.

 Las buenas noticias son que el Salvador es Emmanuel, Dios con nosotros. Por lo tanto no debemos temer, sino ser valientes para caminar cada día en adoración y servicio al Señor hasta llegar a su gloriosa presencia. No estamos solos, está con nosotros el Infinito, Eterno e Inmutable Dios.

 Reciba estas buenas noticias en su corazón y disfrute de una feliz navidad y una feliz vida en Jesucristo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: