Navidad oportuna

2017-12-02-PHOTO-00000215

MATEO 2.1-12.

Gracias a Dios hemos llegado a una época hermosa del año, Navidad. Es un tiempo para dar gracias al Señor por el don de la salvación en Cristo, a través de una adoración ferviente , la oración y  la meditación en las Santas Escrituras. En esta ocasión le invitamos a reflexionar en la historia de los magos que nos presenta Mateo, con el pensamiento de que el nacimiento de nuestro Salvador fue oportuno en todos los aspectos.

EN EL TIEMPO ADECUADO, 1-3.

En días del rey Herodes (37-4 a.C.). La Palabra de Dios nos dice que el Señor Jesús nació cuando Judea era gobernada por Herodes el idumeo. Los magos de oriente le preguntaron dónde estaba el Rey de los judíos que había nacido; esto desconcertó a Herodes porque el emperador romano le había nombrado rey del pueblo judío, y no debería haber otro monarca.  De inmediato Herodes a los estudiosos de los judíos para saber el paradero del Señor. El Idumeo era una persona muy celosa de su trono, al grado que había matado a sus hijos para conservar el poder.

Durante el imperio romano. La venida del Hijo de Dios a este mundo, su ministerio, muerte, resurrección y ascensión ocurrieron  dentro del dominio del imperio romano. De esta manera, el mensaje de salvación en  Jesucristo  llegó a muchas partes, ya que Roma abarcaba  la cuenca del Mediterráneo, Europa, África  y Asia. La historia de nuestra redención no sucedió en un rincón como Pablo se lo expresó a Festo y al rey Herodes Agripa (Hechos 26.26).

En condiciones especiales. Durante este tiempo se tenían las condiciones necesarias para la difusión del evangelio. Los romanos habían construido muchas y buenas carreteras; circulaba una moneda imperial; el griego y el latín eran idiomas que se hablaban en el imperio; existía la posibilidad de viajar por el territorio romano sin necesidad de visa; toda vez que la filosofía de los griegos no había dado satisfacción a los corazones, el mensaje del evangelio fue escuchado con atención.

EN EL LUGAR IDEAL, 4-8.

No en Jerusalem. Los príncipes de los sacerdotes y los escribas informaron a Herodes que el Rey de los judíos estaba en Bethlehem porque así lo declaraba el libro del profeta Miqueas. Jesús nació en Bethlehem y no en Jerusalem en cumplimiento a la Palabra divina. Nuestro Señor cumplió más de 300 profecías en su primera venida, por eso podemos confiar que Jesucristo es el Mesías prometido por Dios.

En Bethlehem. El Señor nació en este pequeño pueblo en las montañas de Judea porque Él pertenece a la familia del rey David, y Bethlehem era el lugar de la casa davídica. Como Hijo de David el Señor Jesús es el legítimo Rey de Israel, con esto nuestro Salvador cumplió otra profecía. Hacía mucho tiempo que la casa de David había sido olvidada por eso no se encontraba en Jerusalem, ni en el trono de Israel. Esta es otra razón por la que Jesús no nació en Jerusalem, y es el motivo por el cual José y María, descendientes de David, eran personas de condición precaria.

En humildad. El nacimiento del Señor en el pueblo de Bethlehem y no en la gran ciudad de Jerusalem, es un mensaje de humildad. Él es el Rey de reyes, pero vino humilde, como esclavo, para dar su vida en rescate por muchos (Mateo 20.28). Recodemos que años después Jesucristo entró a Jerusalem montado sobre un burrito y no en un corcel, para declarar otra vez, su carácter humilde (Mateo 21.7). Los creyentes en Cristo, los hijos de Dios debemos distinguirnos por ser humildes como nuestro Maestro.

CON LOS RECURSOS NECESARIOS, 9-12.

En tiempos difíciles. José y María estaban comprometidos cuando recibieron la misión de ser los padres terrenales de Jesús. La boda, el viaje a Bethlehem para el censo, y la llegada temprana de nuestro Salvador fueron eventos en los que se necesitaron recursos económicos. Entendemos que cuando los magos llegaron a Jerusalem en busca del Rey de los judíos, el Señor Jesús tendría unos dos años de edad, lo que significa que las necesidades iban incrementando, como sucede en todos los hogares, cuando los hijos van creciendo.

Ante un traslado inmediato. Herodes pidió a los magos que le informaran la ubicación exacta del Rey de los judíos con el argumento de que deseaba adorarle. En realidad su intención era deshacerse de Él. Se hacía necesario que José, María y Jesús realizaran un viaje para estar en un lugar seguro. Para esto necesitarían de recursos económicos. Dios ya tenía preparados los medios para estas y otras necesidades, de manera que nada les faltara. El Señor siempre provee las cosas que necesitamos.

Por medio de los dones. Al llegar a la casa donde estaba el Señor, los magos creyentes en Cristo, se postraron ante Jesús y le adoraron, en reconocimiento de que Él era su Dios y Salvador. Como parte de su adoración le ofrendaron dones, le entregaron oro, incienso y mirra. Dones que nosotros no llevaríamos a un niño; sin embargo, los magos lo hicieron guiados por la providencia divina. Estos dones declaran la identidad y misión de Jesús. Oro, Él es Rey; incienso, es Dios; mirra, Él es el Hijo del hombre, quien vino para morir en nuestro lugar y pagar nuestros pecados. Estos dones tan caros, también fueron los recursos que Dios proveyó para satisfacer las necesidades de su Hijo y de sus padres terrenales.

HERMANOS: El nacimiento de nuestro Señor Jesucristo tuvo lugar en el momento decretado por Dios. En el tiempo, lugar y condiciones, que en su Sabiduría Él estableció. Todo aconteció de una forma oportuna, perfecta, nada frustró el plan divino.

Confiemos en Cristo nuestro Salvador, Él es nuestro Pastor que nos alimenta, cuida y salva, nada nos faltará. Bethlehem significa casa de panes, y esto no es casualidad sino providencial, pues Jesús es el Pan de Vida.

Quien reconoce sus pecados, se aparta de ellos, y cree en Cristo como su Salvador, es adoptado como hijo de Dios, hecho heredero del reino del Señor. Los salvos por Cristo recibimos sus cuidados y sustento todos los días, en nuestra vida espiritual y material. Así como en la navidad, el Señor obra de manera oportuna en nuestra vida, por eso debemos depender de Él siempre y agradecer todas sus bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: