La tierra repartida

“LA TIERRA REPARTIDA”

DE LA SERIE “YO Y MI CASA SERVIREMOS A JEHOVÁ”

07F 

“Por suerte dióseles su heredad, como Jehová lo había mandado por Moisés, que diese a las nueve tribus, y a la media tribu” Josué 14.2.

 Josué 13 y 14.

Cuando se reparte algo, en especial una herencia, suelen haber inconformidades. Dios escogió un método especial para que esto no sucediera cuando la tierra prometida fue repartida.

Es importante estar agradecidos y conformes con las cosas que el Señor nos da y permite en nuestra vida, así como con lo que no concede, pues su voluntad siempre será lo mejor para nosotros. En esta ocasión estudiaremos cómo se realizó la repartición de la tierra de Canaán.

 JOSUÉ VIEJO, DE EDAD AVANZADA

La indicación de Dios. Es posible que si nos dicen: “viejo”, nos ofendamos; pero qué tal si es el Señor quien nos señala que ya estamos viejos. Dios le dijo a Josué que ya era viejo y de edad avanzada, pronto comenzaría a vivir las limitaciones de la vejez. Por lo tanto, era tiempo de que se diera a la tarea de repartir la tierra que habían conquistado. La exhortación del Señor es que hagamos todo lo que nos venga a la mano según nuestras fuerzas, que no dejemos nada para otro día, ya que tal vez no lo podamos realizar, Eclesiastés 9.10.

Faltaba mucha tierra por conquistar. La tierra que Dios prometió a su pueblo tiene un área de 156 kilómetros cuadrados aproximadamente. Los israelitas habían conquistado 33 ciudades estado, sin embargo, faltaba por poseer un 40% aproximadamente. Las empresas de Dios siempre son grandes y retadoras, pero no debemos temer ni desmayar, pues es el Señor quien las lleva a cabo, nosotros sólo somos instrumentos en sus manos. Nuestro compromiso es ser fieles siervos de Dios como lo fue Josué desde su juventud hasta su vejez.

Lecciones para nosotros. Las palabras de Dios a Josué nos enseñan lo siguiente: 1. Que debemos servir al Señor desde la edad temprana, las fuerzas y dones que Él nos da deben emplearse en su obra. 2. Que nunca es tarde para servir, si usted es de edad avanzada es útil en la iglesia, puede servir como consejero, maestro, en el importante ministerio de la oración, o en la visitación, entre otros. 3. Nunca debemos pensar que lo hemos logrado todo; siempre tendremos la oportunidad de mejorar, de aprender, de crecer. Sigamos avanzando.

 CON LA PROVIDENCIA DE DIOS

La participación de los principales de Israel. Eleazar el sumo sacerdote, Josué siervo de Dios, y los principales de los padres de Israel se juntaron para llevar a cabo la repartición de la tierra. Es muy importante que los oficiales de la iglesia y los padres de familia tomemos participación en todas las actividades, porque es nuestro privilegio, y porque de esta manera damos buen testimonio al pueblo de Dios quien seguirá nuestro ejemplo.

Manifestada al echar suertes. La tierra se repartió echando suertes, en una urna se colocaron los nombres de las tribus y en otra los distritos o regiones de la tierra prometida. Después de pedir a Dios que manifestara su voluntad se sacó el nombre de una tribu, y luego la parte que le correspondería. De esta manera “echar suertes” no fue un acto de azar, sino un medio para que se manifestara la providencia divina, es decir su gobierno en los asuntos de la vida diaria. Las tribus estuvieron conscientes de que fue el Señor quien les asignó su tierra, por eso la aceptaron con alegría.

También nos dirige. Dios, por medio de su obra de providencia, gobierna nuestra vida y cada una de las cosas que suceden; nada es casualidad, todo está controlado por el Señor. Las pruebas o momentos difíciles son permitidos y dirigidos por Dios para un propósito especial en nuestra vida, por ello el apóstol Pablo dijo: a los que a Dios aman, todas las cosas les ayudan a bien, Romanos 8.28. En su providencia el Señor también nos ha dado una herencia en Él, por eso debemos vivir con confianza y paz en nuestro Redentor.

 NO PARA LOS LEVITAS

Por estar consagrados para el Señor. La tribu de Levi fue apartada por Dios para el servicio en su casa. Los levitas que pertenecían a la familia de Aarón se encargaban de realizar los sacrificios y el holocausto, ofrecer el perfume, y cuidar del Tabernáculo, entre otras ocupaciones. El resto de la tribu de Levi ayudaba en el servicio de la casa de Dios. El oficio de los levitas era tan delicado y demandante que si hubieran recibido tierra, no hubieran tenido tiempo para cuidar de ella. Los mandamientos de Dios siempre son útiles en nuestra vida.

El Señor les asigno ciudades. Dios no dejo a los levitas desamparados, pues ordenó que les fueran dadas 48 ciudades con sus ejidos. Por otra parte, el Señor les asigno los diezmos y primicias del pueblo, de manera que tuvieran techo, alimento y vestido. Dios fue la heredad de Levi y nada les hizo falta. Nosotros debemos aprender a depender del Señor pues Él siempre nos dará las cosas que necesitamos de manera oportuna, por eso el Rey David dijo: Jehová es mi Pastor; nada me faltara, Salmo 23.1.

Un ejemplo para nosotros. La heredad para los redimidos por Cristo, también está en Dios, pues hemos recibido la gracia de la vida eterna en los cielos. Por ello el apóstol Pablo nos llama a no embarazarnos o entretenernos en los negocios de esta vida terrenal. La promesa de nuestro Salvador es que si buscamos primeramente el reino de Dios y su justicia, las cosas que necesitamos nos serán añadidas. Seamos como los levitas, creyentes consagrados al Señor por siempre.

 LA CONQUISTA DE HEBRÓN

Por Caleb. Este varón fue hijo de Jephone Cenezeo, significa que era descendiente de Esaú, sin embargo, pertenecía a la tribu de Judá, porque fue recibido en el pueblo de Israel por la gracia de Dios. De igual manera, aunque nosotros no somos hijos de Jacob, pertenecemos al pueblo de Dios y somos hijos de Abraham por la fe, porque fuimos adoptados como hijos de Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. Dios no hace acepción de personas.

Con fe en la promesa divina. Caleb se acercó a Josué para pedir que se le concediera conquistar y poseer el monte Hebrón. Tuvo la confianza para hacer esta petición porque Dios le prometió que esta tierra seria suya, ya que Josué y él fueron los únicos espías que tuvieron una actitud positiva al regresar de su reconocimiento a la tierra prometida. En cambio, los 10 espías restantes informaron que la tierra era buena pero que no la podrían conquistar porque estaba habitada por pueblos poderosos. Dios había cumplido su Palabra, con su bendición Israel había conquistado buena parte de la tierra de Canaán; por ello Caleb tuvo fe en que el Señor también cumpliría la promesa que le hizo. La fe nos mueve a hacer las cosas, por eso es importante que siempre creamos en Dios, El jamás nos fallará.

Con fuerza y valor. El monte Hebrón estaba habitado por Anaceos, poderosos gigantes, pero Caleb tuvo el valor para enfrentarlos y destruirlos. Caleb tenia 85 años, sin embargo, estaba tan fuerte como cuando tenía 40 años. El testimonio de este siervo de Dios nos enseña que para realizar sus empresas, el Señor siempre nos provee los recursos que necesitamos: espirituales y materiales, así como el personal que se requiera. Por no tanto no hay motivos para dejar de servir a Dios.

 HERMANOS:

Dios también nos ha repartido herencia y bendiciones. El Señor es nuestra heredad, su presencia en nuestra vida es el más grande tesoro que tenemos. Algunos padres les dicen a sus hijos que su herencia es la educación que les han dado. También podemos decir que la heredad de Dios es su obra salvadora y transformadora en nuestra vida.

 Pero aún falta que seamos hechos perfectos para disfrutar de la presencia de Dios cara a cara en su reino eterno, esto debe motivarnos a perseverar en la vida cristiana, pues el que perseverare hasta el fin, este será salvo, Mateo 24.13.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: