Influir en la sociedad

Herramientas del Cristiano para influir en la sociedad.

Base bíblica: varios versículos del sermón del monte.  

Una herramienta es un instrumento para hacer o reparar cosas. En este tema veremos algunas herramientas que Dios nos ha dado para influir de manera positiva en la sociedad de manera que nuestro testimonio lleve a nuestros prójimos a Cristo y crean en él como su Salvador personal, Mateo 5.16.

Estas herramientas no son sólo externas, sino que son parte de nuestra nueva identidad como hijos de Dios.

Ser cristiano es tener el perfume del Señor en nuestras vidas, todos los que estén a nuestro alrededor lo van a notar, Cantares 1.13; 2 Corintios 2.15.

De esta manera nuestro Salvador nos dice que somos sal y luz del mundo, no nos dice que debemos ser, sino que ya lo somos. Las palabras de nuestro Señor no son un imperativo, sino un declarativo, Mateo 5.13,14.

  • La Palabra de Dios, Mateo 5.18; 7.24,25. Por medio de las Santas Escrituras conocemos la voluntad de Dios, ellas nos enseñan cómo debemos vivir de manera que glorifiquemos al Señor y demos buen testimonio a los inconversos.

Debemos adquirir una Biblia que podamos leer bien. Es necesario seguir un método de lectura y estudio. Pero sobre todo debemos aplicar la Palabra de Dios en nuestra vida.

  • La oración, Mateo 6.9-10. El Señor Jesús nos enseñó a orar y a tener una vida de oración. La oración es un momento de intimidad con nuestro Padre celestial, por eso por este medio somos fortalecidos en nuestra vida espiritual.

Debemos tener cultos de oración en la casa de Dios y en nuestros hogares. Los oficiales debemos dar testimonio de compromiso con Dios y su reino, y estar presentes en los cultos y veladas de oración. Debemos orar por nuestros gobernantes; por los problemas y necesidades que enfrentan nuestro país y localidad; por la salvación de nuestros prójimos, y porque la voluntad de Dios se lleve a cabo en nuestra sociedad, entre otros motivos.

  • Evangelismo, Mateo 5.14,15. Somos la luz del mundo, quienes presentamos al Señor Jesucristo al mundo; en ese sentido somos el cuerpo de Cristo, quien mira nuestro testimonio ve a Jesucristo.

Debemos evangelizar, predicar el mensaje de salvación a nuestros amigos, familiares, compañeros y prójimos. Es necesario llevar a cabo el evangelismo personal; también podemos obsequiar la Palabra de Dios, libros y folletos.

  • Ejemplo, Mateo 7.12. El Señor Jesucristo nos enseñó la regla de oro, al practicarla estaremos cumpliendo la Palabra de Dios.

En el sermón del monte aprendemos a:

Estar gozosos aun en la tribulación, 5.12.

Hablar con respeto, 5.22.

Resolver las diferencias con nuestros prójimos, 5.23,24.

No ser lascivos, 5.28.

No divorciarse por cualquier causa, 5.32.

Cumplir con nuestra palabra, 5.37.

No ser iracundos, 5.39,40.

Amar a nuestros enemigos, 5.44.

Perdonar a los que nos ofenden, 6.14,15.

Ser leales, 6.24.

No juzgar, 7.1.

Si practicamos estas cosas seremos de buen ejemplo a los que nos rodean.

  • Acción sociopolítica, Mateo 6.11. El Señor nos enseñó a pedir por el pan cotidiano. Esta petición implica la responsabilidad de compartir, de preocuparnos por nuestra sociedad, tomar participación en los asuntos de la sociedad y el gobierno.

Debemos respetar a los gobernantes y orar por ellos, Romanos 13.1,1; 1 Timoteo 2.1. Debemos cumplir con nuestros deberes ciudadanos: tener credencial de elector; participar en las elecciones; cumplir con nuestras contribuciones y disposiciones del gobierno; ayudar en casos de desastres naturales o siniestros; si ocupamos un cargo público, ser responsables y dar buen testimonio.

HERMANOS:

Que cada uno de nosotros tenga una influencia poderosa al vivir como verdaderos cristianos. Qué tal si:

  • Somos fieles para asistir a los cultos y actividades de la iglesia, la gente notará que en verdad amamos al Señor.
  • Usamos las redes sociales para compartir la fe que el Señor nos ha dado con textos de la Palabra de Dios. Si miramos el perfil de algunos hermanos no sabríamos que son cristianos.
  • Enviamos textos de la Escritura a familiares y amigos en lugar de pensamientos humanos.
  • Ponemos folletos bíblicos en nuestra oficina o consultorio.
  • Podemos textos de la Palabra de Dios en nuestra casa. Que nuestro hogar no parezca de ateos.
  • Compartimos las bendiciones de Dios con los necesitados.
  • Realizamos campañas de asistencia social.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: