ANIVERSARIO ADALIDES DEL MAESTRO

img_2295

“CAMBIANDO LA FALTA DE GOZO POR REGOCIJO EN NUESTRO DIOS”

“Y ellos partieron de delante del concilio, gozosos de que fuesen tenidos por dignos de padecer afrenta por el Nombre”, Hechos 5.41.

“Gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación;

constantes en la oración”, Romanos 12.12.

“Estad siempre gozosos”, 1 Tesalonicenses 5.16.

Se piensa que las necesidades económicas, las enfermedades, y los problemas, entre otros, son la causa de que las personas no tengan gozo. Pero muchos que tienen, dinero, salud, trabajo, familia, y no están enfrentando alguna adversidad, tampoco disfrutan del gozo en su corazón.

La Palabra de Dios en el libro de Eclesiastés nos enseña que todo lo que hay en el mundo es vanidad, es decir, es vacío; puede dar gozo, pero de forma breve. Solamente Dios puede dar gozo verdadero y permanente, cuando perdona nuestros pecados y nos da vida eterna, Salmo 32.1,2. Si somos cristianos debemos tener un gozo permanente en nuestro corazón.

Sin embargo, muchos cristianos influidos por los acontecimientos de la vida diaria, llegan a vivir sin regocijo; por eso la Palabra de Dios nos exhorta a estar siempre gozosos. Analicemos algunos aspectos de este asunto.

 GOZO EN LOS PADECIMIENTOS.

El ejemplo de los apóstoles. El libro de los Hechos nos narra que los apóstoles fueron azotados por el concilio de Jerusalem, con el propósito de que no siguieran predicando a Jesucristo nuestro Señor. Pero los apóstoles continuaron en la predicación del evangelio de Cristo; y además partieron del concilio, gozosos de padecer por causa del Señor. ¿Cómo pudo suceder esto?, ¿Por qué se gozaron en los padecimientos?

Sin duda que los apóstoles se gozaron, porque los padecimientos en la vida de los cristianos, dan testimonio de una fe verdadera. El Señor Jesús dice que estrecha es la puerta y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan, Mateo 7.14. Un hermano decía, si nunca te topas con el diablo, tal vez estás caminando en su dirección. Así es que, si alguno enfrenta padecimientos como cristiano, no debe entristecerse, sino gozarse porque se encuentra en el camino angosto.

Además, los padecimientos, son un instrumento para ser santificados. El apóstol Pedro nos dice que las pruebas purifican nuestra fe, como el fuego al oro, 1 Pedro 1.6,7. Los padecimientos que enfrentaron los apóstoles sirvieron para que su fe en Cristo fuera fortalecida al ver cómo el Señor los sostenía y los libraba de la persecución. Los padecimientos son un instrumento para ser santificados porque nos mantienen en comunión con Dios por medio de la oración y lectura de la Palabra de Dios; si todo fuera bien seguramente que nos olvidaríamos de orar. Los padecimientos también nos ayudan a enfocarnos en nuestra misión; la persecución fue un medio para que los apóstoles llevaran el evangelio a otros lugares. Así es que en los padecimientos no debemos derrumbarnos, sino gozarnos porque Dios usará estos medios para santificarnos y enseñarnos cosas especiales.

GOZO EN LOS TIEMPOS ACTUALES.

¿Cómo vive la gente de estos tiempos? ¿Podemos observar que está gozosa? Todos los días vemos a la gente estresada, de malas por el tráfico, desesperada por la precaria situación económica, insegura por la terrible delincuencia y corrupción. Y nosotros mismos a veces estamos preocupados por las cosas terribles que suceden todos los días. ¿Cómo estar gozos en estos tiempos actuales, llenos de maldad e incredulidad?

El apóstol Pablo inspirado por el Espíritu Santo, nos da la respuesta: “gozosos en la esperanza”. Nuestra esperanza es el retorno de Jesucristo a las nubes para llevarnos en alma y cuerpo perfectos a la casa de nuestro Padre celestial. No sabemos con exactitud cuándo vendrá el Señor; pero él nos ha dado señales, que se están cumpliendo, lo cual nos indica que él está cerca; por lo tanto, debemos gozarnos de que el retorno de nuestro Salvador es inminente, es decir, está a punto de ocurrir.

Lo que sucede en la actualidad prueba la veracidad de la Palabra de Dios, y desmiente la teoría evolucionista que dice que el hombre ha ido mejorando. Las Santas Escrituras nos enseñan que el hombre fue hecho perfecto, mas ellos se buscaron muchas cuentas, Eclesiastés 7.29. También nos dice que los hombres malos irán de mal en peor, engañando y siendo engañados, 2 Timoteo 3.13. Debemos gozarnos de que la Palabra de Dios es veraz, que podemos confiar en ella porque el Señor cumple todas sus promesas. Y en ese sentido mientras militemos en esta tierra debemos orar por nuestras autoridades, para que podamos vivir quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad, 1 Timoteo 2.1,2.

GOZO PERMANENTE

La instrucción de la Palabra de Dios. Algunos estudiosos dicen que lo primero que se escribió del Nuevo Testamento, fueron las cartas del apóstol Pablo a los hermanos de Tesalónica, por el año 51 d. C. La primera carta responde a preguntas sobre asuntos que preocupaban a los hermanos, por ejemplo: Qué va a pasar con los hermanos que mueran antes de que el Señor regrese. Además de contestar las dudas, el apóstol llamó a los hermanos a que estuvieran gozosos siempre.

San Pablo tenía toda la razón para exhortar a los hermanos a estar gozosos, el apóstol no les pidió algo que no pudieran hacer; pues todo cristiano tiene en su corazón la fuente del gozo que es Dios. En las bienaventuranzas el Señor Jesucristo nos enseña que los que tenemos la bendición de ser salvos y gozar de su presencia, somos bienaventurados. El término griego es macarios que significa una dicha permanente.

La salvación no se pierde, la tenemos siempre; por lo tanto, siempre debemos estar contentos. En los momentos de bonanza, como en los tiempos de tribulación, porque Dios siempre está con y en nosotros. Permanecer tristes o enojados, es olvidar que el Señor está en nuestra vida. Para vivir en el gozo de Dios, es necesario leer todos los días las Santas Escrituras 1 Juan 1.4, además de orar, y disfrutar de las demás ordenanzas de Cristo. La lectura de la Palabra de Dios promueve el gozo en nuestras vidas entre otras cosas, porque es alimento Deuteronomio 8.3, y guía para nuestra vida espiritual Salmo 119.105.

HERMANOS:

Al iniciar un nuevo año con un compromiso especial como lo son las Bodas de Diamante de la Unión de Sociedades de Esfuerzo Cristiano, es importante hacerlo con regocijo permanente en el Señor. De manera que:

Todo lo hagamos bien, recordando que es para nuestro Señor Jesucristo.

Seamos edificados al hacer todo en amistad y compañerismo, en lugar de servir enemistados.

Demos testimonio a las demás sociedades de esfuerzo cristiano de nuestra fe en el Señor, motivándolos a desear llegar a la Sociedad de adultos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: