Archivos del mes: 27 agosto 2016

“PRINCIPIOS DIVINOS PARA UNA VIDA DE BENDICIÓN”

“Y acuérdate de tu Criador en los días de tu juventud, antes que vengan los malos días, y lleguen los años, de los cuales digas, No tengo en ellos contentamiento”

Eclesiastés 12.1.

A los jóvenes les gustan los deportes, también salir con los amigos, y ver películas, entre otras cosas. Para disfrutar de todo esto es necesario aplicar principios o elementos. Por ejemplo, para practicar un deporte, es necesario tener la ropa adecuada, respetar las reglas, cumplir con el horario de entrenamiento. Sin principios no se puede disfrutar de las cosas que nos gustan.

De la misma manera, si nuestra vida carece de principios, no podremos deleitarnos en ella. La Palabra de Dios en Eclesiastés 12.1, nos enseña algunos principio divinos para una vida de bendición.

QUE TE ACUERDES DE DIOS TU CRIADOR, (Salmo 100.3).

Dios es el autor de nuestra vida. La Biblia nos dice que Dios es nuestro Creador; somos hechura suya, fuimos creados de una manera especial. La perfección de nuestro cuerpo es una evidencia de que no somos resultado del azar, sino creación del Señor.  Entonces, ninguno vino a este mundo por casualidad, o accidente, ni siquiera porque haya sido planeado por sus padres, sino porque Dios tuvo a bien hacernos. Dios es tu Creador; es decir quien te dio la vida y quien te sustenta todos los días.

Dios nos hizo con  un propósito; él te ha  creado con una misión específica.  En la Biblia encontrarás ejemplos de personas que encontraron su misión de vida en Dios; entre ellos: Noé, quien supo que él había nacido para construir el arca; Jeremías quien fue apartado para ser profeta; o el apóstol Pablo tuvo la misión de ser misionero. Acordarte de Dios significa que le preguntes cuál es tu misión en la vida, y la lleves a cabo siempre. Éxito en la vida significa ser y hacer lo que planeó para tu vida.

Tu misión debe ser siempre para la gloria de Dios. La Palabra del Señor nos dice que el propósito principal de Dios al darnos la vida es que le glorifiquemos. Esto es algo hermoso porque cada vez que glorificamos a Dios somos bendecidos; quedarnos la gloria de Dios, nos daña, nos destruye, porque genera soberbia, y nadie tolera a los soberbios. Acordarte de Dios también significa que todo lo que hagas debe ser para la gloria de Dios. Al realizar bien tu misión, y tener frutos de ella, respeto o admiración, debes decir: “Es gracias a Dios”, “a Dios sea la gloria”.

QUE APROVECHES TU JUVENTUD, (Eclesiastés 11.9).

Porque la juventud dura muy poco y la vejez dura mucho. ¿Te has dado cuenta que las personas mayores a pesar de que sigan cumpliendo años parecen no cambiar?; una vez que llegaron a la vejez, la conservan mucho tiempo. Pero nunca veremos a un joven sin cambios. La juventud no es la meta de la vida, es más bien una etapa del camino, y debemos aprovecharla bien.

Aprovechar la juventud, no significa, dedicarte a los placeres mundanales. Todos los placeres mundanos y pecaminosos (alcohol, drogas, tabaco, antros, sexo fuera de matrimonio) tienen un efecto de resaca, porque después de haber hecho cualquiera de estas cosas te sentirás muy mal, y tendrás consecuencias destructivas en la salud, en tu economía, y vida espiritual. Por ello el Señor exhorta a los jóvenes a huir del pecado; que es destructivo. La Palabra de Dios dice: Hay caminos que al hombre parecen derechos pero su fin es muerte. Proverbios 14.12. ¿Te parece que esto te ata?. En realidad alejarte de lo malo, es una vida de libertad, porque Dios te está librando de las consecuencias malas que deja una vida de vicios y pecados.

Aprovecha la juventud haciendo lo que corresponde a la juventud. Lee la Biblia y ora todos los días; aliméntate bien; estudia mucho, no dejes la escuela; ayuda en las tareas de casa, porque la familia somos un equipo; ten buenos amigos; juega y diviértete; prepárate para tu misión. Aprendamos del Señor Jesucristo, el Hijo de Dios, él vivió en la tierra 33 años y medio, sus primeros 30 años los ocupó para prepararse para su misión de salvar nuestras vidas del pecado y la separación eterna de Dios.

QUE VIVAS CON FELICIDAD, (Salmo 118.24).

Solamente Jesucristo puede darnos una vida feliz. ¿Qué genera la tristeza, el llanto o la amargura en nuestras vidas?, todo esto es causado por el pecado; Dios no tiene la culpa. Dios nos ama y nos ha dado a su Hijo Jesucristo para lavarnos de nuestros pecados, y librarnos de los efectos del pecado, que son la separación de Dios, y la vida llena de miserias. Sólo Jesús puede salvarnos porque él sufrió y murió por nuestros pecados en la Cruz del Calvario; resucitó al tercer día como garantía de que pagó nuestros pecados; y está a la diestra del Padre Celestial, preparado lugar para los que crean en él.

Si reconoces que has pecado, y admites las consecuencias de tus pecados; si además crees que Jesucristo te puede lavar porque él murió y resucitó por ti; si le dices a Jesucristo que sea su Salvador. Entonces Dios te salvará, te adoptará como su hijo, te transformará, te hará una nueva criatura, te dará una herencia eterna en los cielos, te bendecirá, y serás muy feliz al saber que él está en tu corazón.

También es necesario que agradezcas a Dios lo que te da. No te pongas triste por lo que otros tengan; agradece y disfruta lo que tienes. Da gracias a Dios aun por los momentos difíciles que enfrentas, ya que el Señor no te deja luchar solo, él está contigo; y además aprenderás muchas cosas por medio de las pruebas que él permite en tu vida. Recuerda que la felicidad no es una meta en la vida, sino una actitud que puedes tomar ahora, mientras caminas.

Todas las cosas de este mundo son vanidad, son vacías. Pensamos que si tuviéramos mucho dinero, propiedades lujosas, un cuerpo atlético, gran conocimiento o sabiduría,  lo último en tecnología, si pudiéramos viajar por todo el mundo; entonces seríamos muy felices; pero no es así, porque todas estas cosas son vacías, las personas que sólo poseen esto, no son felices.  Únicamente Dios puede darnos una vida plena, satisfecha y feliz.

HERMANA (O): Con mucho cariño te decimos: “Toma estos principios, y no los dejes; porque no hay otra manera de tener una vida de bendición y felicidad”.

“CAMINANDO AL CIELO”

normal_camino-inca-piedras

TEXTO: GÉNESIS 11.31-32; 12.1-5.

Génesis 11.31  Y tomó Thare á Abram su hijo, y á Lot hijo de Harán, hijo de su hijo, y á Sarai su nuera, mujer de Abram su hijo: y salió con ellos de Ur de los Caldeos, para ir á la tierra de Canaán: y vinieron hasta Harán, y asentaron allí.

Génesis 11.32  Y fueron los días de Thare doscientos y cinco años; y murió Thare en Harán.

Génesis 12.1  EMPERO Jehová había dicho á Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, á la tierra que te mostraré;

Génesis 12.2  Y haré de ti una nación grande, y bendecirte he, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición:

Génesis 12.3  Y bendeciré á los que te bendijeren, y á los que te maldijeren maldeciré: y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

Génesis 12.4  Y fuése Abram, como Jehová le dijo; y fué con él Lot: y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán.

Génesis 12.5  Y tomó Abram á Sarai su mujer, y á Lot hijo de su hermano, y toda su hacienda que habían ganado, y las almas que habían adquirido en Harán, y salieron para ir á tierra de Canaán; y á tierra de Canaán llegaron.

INTRODUCCIÓN:

Génesis es un libro que nos narra historias maravillosas, por ejemplo, la historia de la Obra de Dios en la vida de Abraham, quien caminó con el Señor, y llegó a su gloriosa presencia. En esta narración aprendemos los pasos para que nosotros también lleguemos al reino del Señor; para esto tenemos que:

RECONOCER NUESTROS PECADOS Y APARTARNOS DE ELLOS (GÉN. 11. 31,32).

Abram y su familia salieron de Ur de los caldeos, en la antigua Mesopotamia. Ellos dejaron esta gran ciudad de muchas comodidades, porque estaba llena de pecados, entre ellos la idolatría. Esto no significa que para ir al cielo, nosotros debamos dejar las ciudades, y vivir en un lugar apartado de la civilización. Los que se aíslan con la idea de no contaminarse, también han cometido pecados.

Ya sea que vivamos en las ciudades o en el campo, todos los hombres somos pecadores, porque hemos quebrantado la ley de Dios, con nuestros pensamientos, palabras y acciones; esto es grave porque la Biblia nos dice que la paga del pecado es muerte, es decir la separación nuestra de Dios (Romanos 6.23).

El hecho de que Abram y su familia dejaran Ur de los caldeos, es un indicativo de que reconocieron la maldad que había en la ciudad y en sus propias vidas; y que estaban dispuestos a apartarse de sus pecados. Para ir al cielo es necesario reconocer que somos pecadores y que merecemos ir al tormento eterno; también es necesario pedir perdón a Dios contra quien hemos pecado, y apartarnos de nuestros pecados. A esto la Biblia le llama arrepentimiento.

CREER EN CRISTO COMO NUESTRO SALVADOR (1-4).

Un camino difícil. Abram se encontraba en Harán, cuando Dios le mandó que continuara su viaje hasta Canaán. El camino era difícil, tenían que cruzar montañas y valles peligrosos. De la misma manera el camino al cielo no es fácil. La Palabra de Dios dice que las puertas del cielo son de perlas, lo cual nos indica que se llega al reino de Dios por una vía angosta y difícil, ya que las perlas son formadas en las ostras con dolor.

Por fe Abram obedeció a Dios y llegó a la tierra de Canaán. Dios le pidió a Abram que dejara su tierra y su parentela; y prometió darle una simiente que sería bendición a las naciones de la tierra; así como una tierra para vivir. Abram le creyó a Dios todas sus palabras, por eso obedeció y se trasladó a donde el Señor le dirigió. Fue un acto de verdadera fe, pues Abram y su esposa ya eran avanzados de edad como para tener hijos; y no conocían la tierra  que el Señor les prometió.

Para ir a la presencia del Señor es indispensable tener fe, es decir, creer en Cristo como nuestro único y suficiente Salvador. Jesús es el único camino al cielo, porque solamente él pagó lo que merecemos por nuestros pecados; lo hizo al sufrir y morir en la cruz del Calvario, en nuestro lugar. Además el Señor Jesús también resucitó, y fue al cielo a preparar las moradas de todos los que crean en él. (Juan 14.1-6)

Además de reconocer nuestros pecados y apartarnos de ellos, es necesario creer en Jesús como nuestro Salvador, para que él nos lave de nuestros pecados y podamos ir al cielo (Mateo 5.8). Nadie va al cielo sólo por dejar las malas palabras, o algún vicio; es el Señor Jesús quien nos salva. Si usted se arrepiente de sus pecados, dígale a Jesucristo que le acepte, que usted cree en él, y desea que sea su Salvador, que le liberte de sus pecados y de la condenación eterna.

LLEVAR A NUESTRA FAMILIA (5).

 Abram no marchó solo hacia tierra de Canaán. Llevó consigo a su esposa, a su sobrino e incluso a sus siervos. Eran 600 kilómetros aproximadamente entre montañas, desiertos, y lugares peligrosos, pero nada de esto impidió a Abram marchar con su familia. La salvación es personal e intransferible; pero podemos compartir el mensaje de salvación por medio del arrepentimiento de pecados y fe en Jesucristo, a nuestra familia y amigos.

La promesa de Dios es que si creemos en Cristo seremos salvos nosotros y nuestra casa, (Hechos 16.31). Esto significa que cuando somos salvos en Cristo, nos convertimos en un medio para que primeramente nuestra familia conozca a Jesucristo, crean en él como su Salvador, y así tengan la vida eterna en el cielo. Por eso es importante enseñarles el mensaje de Dios, y dar buen testimonio.

No es fácil. Pues nuestros familiares que aún no creen en Jesús, se burlan de nosotros, nos desprecian, y  hasta nos maltratan. Pero debemos recordar que nuestra responsabilidad es predicarles con la Palabra de Dios y nuestro buen ejemplo; y Dios se encargará de tocar sus corazones para salvarlos; así como lo hizo con nosotros.

ESTIMADO LECTOR:

Dios cambió el nombre de Abram, por Abraham. Porque el Señor cumplió su promesa. Dio a Abraham, una simiente numerosa, que es bendición a todas las naciones, porque de ella vino nuestro Señor Jesucristo, en la carne. También les dio una tierra que fluye leche y miel, la tierra de Israel. Además Abraham fue a la presencia de Dios, y su familia también. Por eso Dios se presenta como el Dios, de Abraham, Isaac y Jacob, el Dios de vivos y no de muertos.

Que Dios nos bendiga para que también lleguemos ante su presencia, y no solos, sino que también sean salvos nuestros familiares, amigos y compañeros.

 

EN LA GRACIA Y CONOCIMIENTO

“CRECIENDO JUNTOS”

“EN LA GRACIA Y CONOCIMIENTO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO”

Mas creced en la gracia y conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén. 2 P. 3.18.

INTRODUCCIÓN: El apóstol Pedro en su segunda carta, nos dice que en los posteriores tiempos vendrán burladores. Gente que se burlará del advenimiento del Señor Jesús, y del juicio final, diciendo que tales cosas no ocurrirán.

También nos enseña que si bien, estos eventos no han tenido lugar, es porque Dios tiene su tiempo, además de que es paciente no queriendo que ninguno se pierda, sino que las gentes procedan al arrepentimiento.

Somos testigos de esto, muchos predicadores enseñan que estas cosas son sólo metáforas de la Biblia, para ilustrar que el bien triunfará sobre el mal.

San Pedro también nos dice que el apóstol Pablo escribió acerca de la venida del Señor y el juicio final. Y que muchos indoctos han torcido estas enseñanzas.

Por lo tanto nos exhorta a no extraviarnos, para no caer de la firmeza de la Fe.

¿Cómo hacerlo?

Creciendo en la gracia y conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Si no avanzamos corremos peligro de extraviarnos. Si no estamos creciendo, estamos retrocediendo;  no hay opciones tenemos que crecer.

 EN LA GRACIA, Juan 1.14,17.

Gracia es un regalo no merecido. En la Palabra de Dios el término “caris”, de donde se traduce gracia tiene varios significados. Pero en este pasaje se refiere al regalo de la salvación que no merecemos, porque por nuestros pecados más bien merecemos ir al lago de fuego.

Pedro le llama la gracia de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, porque nos fue dada por medio de nuestro Señor. Con esta expresión, el apóstol también reconoce la divinidad de Jesucristo, por eso le llama Señor. Jesús es el Hijo de Dios encarnado, lleno de gracia y de verdad. La gracia vino a nosotros por medio de nuestro Señor Jesucristo, ¿Cómo?

La ley de Dios dada por medio de Moisés, señala que por nuestros pecados debemos morir. Pero Jesús trajo la gracia porque él cargó nuestros pecados, sufrió y murió por ellos, pagando cada uno de nuestros pecados y cumpliendo la ley de Dios. ¿Cómo lo sabemos? Porque el Señor resucitó, esto es evidencia de que satisfizo al Padre. La ley de Dios nunca se abroga, Jesús pagó por nosotros, nos dio gracia; en lugar de ir la lago de fuego, iremos a la presencia de Dios; pero no como inquilinos, sino como familia sus hijos, su familia.

Juan nos dice que el Señor Jesucristo dio testimonio de estar lleno de gracia y verdad. Por eso es que nuestro Señor nos pide que lo que recibimos de gracia lo demos de gracia. Como Cristo, debemos hablar la verdad, pero siempre teniendo en cuenta la gracia de Dios, el perdón del Señor en Cristo, para vida eterna. Recibimos gracia, debemos dar gracia.

Nuestro Señor por medio del apóstol Pedro nos pide crecer en gracia. ¿Significa que podemos ser más o menos salvos? No. Quiere decir entre otras cosas, las siguientes:

a) Debemos compartir la gracia que hemos recibido, es decir, el mensaje de salvación en Cristo. El Señor nos manda dar de gracia.

 b) Tenemos que practicar la gracia de Dios en todas nuestras relaciones personales. Hay a quienes les gusta hablar con verdad, pero sin gracia; entonces se hiere a las personas en lugar de ayudarlas.

c) Debemos crecer en el fruto de la gracia de Jesucristo en nuestra vida. Gálatas 5.22-25. En todo esto debemos crecer, si no lo hacemos, corremos el peligro de caer de la firmeza en Cristo.

EN EL CONOCIMIENTO, 1 Timoteo 4.13; Juan 5.39.

Se cuenta que un changuito pequeño al salir a conocer su habitad, vio a un pez, y lo sacó para que no se ahogara. Con la gracia sin conocimiento del Señor Jesucristo ocurre lo mismo. Por eso hay hermanos que poseen la gracia de Dios, es decir la salvación; pero están llenos de temores; porque les falta el conocimiento del Señor Jesús. Hermanos que dicen: “tengamos cuidado para que el Espíritu Santo no se vaya de nosotros”. “Hay que portarse bien para no perder la salvación”. “¿Qué te reveló el Señor anoche?, pues soñé que tenía mucho dinero, pues decláralo hermano para que suceda”. “Si no hablas en lenguas no eres salvo”. “El libro de apocalipsis solo  es una alegoría, nada de eso acontecerá realmente”.

¿Cómo crecer en el conocimiento del Señor Jesucristo?

En primer lugar leyendo, leyendo la Palabra de Dios. Por eso San Pablo exhortó al joven Timoteo a que entre tanto que iba, él se ocupara de leer. Somos tan privilegiados de tener la Palabra de Dios completa, en nuestro idioma, a bajo costo. Que por amor al Señor debemos leer nuestra Biblia, SIGAMOS EL PLAN DE LECTURA. Además de que no hay otra forma de prosperar espiritualmente, de la misma manera de que no hay otra forma de crecer, sino comiendo sanamente.

Nadie tiene porque decir: “me imagino que el Señor Jesús es así…”, “Yo creo que su voluntad es…”, “Me parece que Dios quiere decir…”. No tenemos que andar imaginando, porque las Escrituras dan testimonio del Señor, y en ellas tenemos la vida eterna, es decir que ellas nos instruyen acerca de la salvación. Así es que tenemos que crecer, leyendo y escudriñando la Palabra de Dios.

PARA LA GLORIA DEL SEÑOR, Efesios 1.5,6; Apocalipsis 4.8-11.  

Tenemos que crecer en la gracia y conocimiento. Pero debemos tener cuidado de que al crecer, no crezca el ego o la soberbia en nuestro corazón. Luego escuchamos a pastores decir: “agradezco a los hermanos que siguen mis enseñanzas”. O a hermanos que dicen: “cuanto me ha costado que la iglesia salga adelante”, como si no dependiéramos del Señor. Por eso San Pedro dice que a Jesucristo sea la gloria.

Ahora. San Pablo nos enseña que fuimos predestinados para la gloria de Dios. Que la iglesia de Cristo fue fundada para la gloria de Dios. Hace algunos días se propagó como una gripa, que el fin principal del hombre no es la gloria de Dios. Pero con toda claridad la Palabra de Dios nos dice que tanto los hombres como la Iglesia, somos para la gloria de Dios. Entonces, ahora, debemos dar toda gloria a Jesucristo. Debemos decir: “gracias a Dios” cuando somos felicitados; “la Palabra de Dios dice” cuando enseñamos; hablar de lo que Dios hace por nosotros, y no de lo que nosotros hacemos por Dios. Para que los que nos escuchan digan: “Qué grande es el Señor”.

En la eternidad. Cuando estemos en la presencia de Dios, el Señor Jesucristo nos recompensará, nos dará coronas. San Juan quien tuvo la bendición de ver la gloria de Dios, nos dice que los ángeles adoran a Dios, y que los miembros de la iglesia se postraban y adoraban, echando sus coronas delante del trono, porque Dios es único digno de toda gloria. Un día haremos esto; en tanto llega ese momento, no permitamos que la soberbia crezca en nuestra vida; mientras tengamos mayor crecimiento en gracia y conocimiento, más debemos crecer en humildad. Quien no da la gloria a Dios, se convierte en su rival, porque la gloria es exclusiva de Él.

HERMANOS:

Ya el Señor nos redimió. El propósito es caminar cada día hasta llegar a la presencia de Dios. Hay peligros, en el camino, para no extraviarnos debemos crecer. Dios nos ha dado su Gracia y su Palabra, no hay pretextos. Crezcamos, y al hacerlo demos la gloria a Dios, durante todo el tiempo que militemos en esta tierra.

DÍA DE LA BIBLIA 2016

monum-a-la-biblia

ESTUDIO, ANC. GOB. RAUL GUIDO GARAY

DÍA DE LA BIBLIA

14 DE AGOSTO 2016

Que significa “BIBLIA”.- La palabra Biblia procede del griego y significa “LIBROS”, el singular biblion se le asignaba  a cualquier clase de documento escrito. La palabra Biblia de manera muy particular significa una colección de libros, pero pequeños, no muy extensos. Es en el siglo IV cuando en sus cartas a las Iglesias, el obispo Crisóstomo utilizó la palabra Biblia para referirse a los Libros Sagrados de los Cristianos.

En estricto, la Biblia se llama: Palabra de Dios, Sagradas Escrituras, las Escrituras o Escritura (Lc. 11.28, Heb. 4.12, Rom.1.2, 2ª.Tim.3.15, Jn.5.39, Lc. 24.27,32,etc.)

Su origen: Inspiración Divina inspirada 2ª Tim. 3.16:“Toda Escritura es inspirada divinamente…”,  2ª Pedro 1.21 “Porque la profecía no fue en los tiempos pasados traída por voluntad humana, sino los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados del Espíritu Santo”, 1ª Cor. 2.13, 2º Sam. 23.2, Heb. 3.7, Hech. 28.25

La Biblia fue escrita, bajo la inspiración del Espíritu Santo, en aproximadamente 1,500 años, interviniendo más de _____ autores materiales de todos los quehaceres de la vida: pastores, granjeros, fabricantes de tiendas de acampar, carpinteros, médicos, pescadores, sacerdotes, filósofos, reyes, entre otros. A  pesar de las diferentes ocupaciones y la asombrosa cantidad de años que fueron necesarios para completarla, la Biblia es sumamente cohesiva y unificada en su propósito y fondo. La Biblia tiene una unidad en su mensaje “el amor de Dios mostrado a los hombres enviando a su hijo Jesucristo para salvar a los pecadores”.

Los idiomas originales en que se escribieron los libros de la Biblia: La parte conocida como Antiguo Testamento en ______________ y algunos pequeñas porciones en _______________; todo el Nuevo Testamento se escribió en ______________.

No existe ningún ejemplar original de algún libro de la Biblia. Lo que conocemos como los ejemplares más antiguos son copias de copias de copias, por eso existieron los especialistas llamados “_____________”

El contenido literario de la Biblia es: Historia, poesía, leyes, cartas, parábolas, profecía, pero sobre todo la _______________de Dios para con los hombres.

Como ya se dijo la Biblia es una colección de libros. ¿Cuántos Libros son? ______

La Biblia consta de dos partes: Antiguo Testamento con _____ libros y Nuevo Testamento con _____libros.

El Antiguo Testamento contiene los mismos libros considerados sagrados por judíos y por los temas de los libros los agrupaban en tres partes: Ley, Profetas y Escritos. (Lucas 24.44):

Ley (Torá) Profetas (Nebihim) Escritos (Ketubim)
1. Bereshit/Génesis

2. Shemot/Éxodo

3. Vaikrá/Levítico

4. Bemidbar/Números

5. Devarim/Deuteronomio

 

1. Iehoshúa/Josué

2. Shoftim/Jueces

3. Shemuel/Samuel

4. Melajim/Reyes

5. Ieshaiau/Isaías

6. Irmiá/Jeremías

7. Iejezkel/Ezequiel

8. Trei Asar/Los doce

1. Tehilim/Salmos

2. Mishle/Proverbios

3. Iyov/Job

4. Shir HaSHirim/Cantar de los Cantares

5. Rut

6. Eijá/Lamentaciones

7. Kohelet/Predicador (Eclesiastés)

8. Ester

9. Daniel

10.Ezrá-Nejemiá/Esdras-Nehemías

11.DivreHaIamim/Crónicas

Estos veinticuatro libros de la TANAJ corresponden a los treinta y nueve del Antiguo Testamento de la Biblia que nosotros utilizamos para el Culto público.

Actualmente, para un mejor estudio, también agrupamos por temas los libros de la Biblia:

ANTIGUO TESTAMENTO

PENTATÉUCO (5) CINCO Libros
HISTÓRICOS (12) DOCE Libros
POÉTICOS (5) CINCO Libros
PROFETAS MAYORES (5) CINCO Libros
PROFETAS MENORES (12) DOCE Libros

39 LIBROS

NUEVO  TESTAMENTO

EVANGELIOS (4) CUATRO Libros
HISTÓRICO                  (1) UN Libro
CARTAS PAULINAS     (14) CATORCE Cartas
CARTAS GENERALES                   (7) SIETE Cartas
PROFÉTICO                   (1) UN Libro

27 LIBROS

Otras Divisiones:

 Fue hasta 1250 D.C. que se dividió la Biblia en ________________por el Cardenal Hugo de St. Cher, lo hizo en la Biblia Vulgata Latina por comodidad, aunque sus divisiones no siempre fueron acertadas, sin embargo casi las mismas divisiones han persistido hasta el presente.

Los antiguos hebreos habían intentado la división por _________________, pero la división que hoy tenemos se hizo trescientos años después de la división por capítulos. En 1551, Roberto Stephens (Roberto Etienne) introdujo un Nuevo Testamento griego con la inclusión de divisiones por versículos, el Antiguo Testamento quedó sin dividir. La primera Biblia completa en ingles con divisiones fue la Biblia de Ginebra (1560).

Casiodoro de Reina trabajo diez o doce años en la traducción de Biblia que la termino y se imprimió en el año de 1569, llamada la ______________________.

Cipriano de Valera dedico veinte años para revisar la Biblia del Oso, no realizo grandes cambios pero si enriqueció y preciso algunos contenidos, al imprimirla se le llamo la ____________________.

Siendo esta traducción la utilizada por excelencia y amada por los evangélicos de lengua española se le conoce actualmente como la versión ______________________________________________.

¡Cuán dulces son á mi paladar tus palabras! Más que la miel á mi boca. Sal. 119.103

ANTIGUO TESTAMENTO

PENTATÉUCO HISTÓRICOS POETICOS PROFETAS MAYORES PROFETAS MENORES
GÉNESIS JOSUÉ JOB ISAÍAS OSEAS
ÉXODO JUECES SALMOS JEREMÍAS JOEL
LEVÍTICO _________ PROVERBIOS _____________ AMÓS
NÚMEROS 1° SAMUEL _____________ EZEQUIEL ABDÍAS
_____________ 2° SAMUEL CANTARES DANIEL _____________
1° REYES     MIQUEAS
2°REYES     NAHUM
1°CRÓNICAS     HABACUC
2°CRÓNICAS     _____________
____________     HAGEO
NEHEMIAS     ZACARÍAS
ESTHER     MALAQUÍAS
         

NUEVO TESTAMENTO

EVANGÉLIOS HISTÓRICO CARTAS PAULINAS CARTAS UNIVERSALES PROFÉTICO
MATEO ___________ ROMANOS ____________ _____________
MARCOS   1ª CORINTIOS 1ªPEDRO  
_________   2ªCORINTIOS 2ªPEDRO  
JUAN   _____________ 1ªJUAN  
  EFESIOS 2ªJUAN  
  FILIPENSES 3ªJUAN  
  COLOSENSES JUDAS  
  1ªTESALONICENSES    
  2ªTESALONICENSES    
  1ªTIMOTEO    
  2ªTIMOTEO    
  _______________    
    FILEMÓN    
    HEBREOS    

 

EBV 2016

cropped-nativitas.jpg

ESCUELA BÍBLICA DE VACACIONES 2016

PRIMERA PARTICIPACIÓN

SEGUNDA PARTICIPACIÓN

MENSAJE

DISCIPULADO JULIO 2016

“CRECIENDO JUNTOS” Discipulando a la Iglesia

“LA IMPORTANCIA DE LA IGLESIA Y DE SER PARTE DE ELLA”

ESTUDIO EN AUDIO

“Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino juntamente ciudadanos con los santos, y domésticos de Dios;

Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo;

En el cual, compaginado todo el edificio, va creciendo para ser un templo santo en el Señor:

En el cual vosotros también sois juntamente edificados, para morada de Dios en Espíritu”. Efesios 2.19-22.

VI ANIVERSARIO CORO ICTUS

DIRECTOR: Ministro de Música Eduardo Novelo Gallegos

Primera Participación

Segunda participación

Mensaje

28 ANIVERSARIO CORO JERUSALEM

DIRECTOR: Hno. Adolfo López Vázquez

PRIMERA PARTICIPACIÓN

SEGUNDA PARTICIPACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: