UNA FIESTA FAMILIAR

santa-es

Texto: Mateo 26.18-29.

Propósito: Enseñar que la Santa Cena es una fiesta Familiar, para recordar el sacrificio vicario de Cristo; debe tomarse en unidad y amor con la familia espiritual que es la iglesia si queremos recibir sus beneficios. Para que este celebración nos ayuda a fortalecer nuestra vida espiritual y a estar unidos como cuerpo de Cristo.

Introducción: En Octubre celebramos el día de comunión Universal; las iglesias evangélicas participamos de la Cena del Señor. Al tomar este sacramento en este día debemos pensar en ella como una fiesta familiar.

LA PASCUA UNA FIESTA FAMILIAR (17-20).

La pascua era el sacramento del Antiguo Testamento que conmemoraba la salida de Egipto y tipificaba el sacrificio perfecto de Cristo. La palabra pascua significa pasar por alto; pues los hogares marcados con la sangre del cordero pascual, fueron librados de la muerte de los primogénitos. Era la primera fiesta solemne importante, ningún israelita podía evadirla.

La pascua se celebraba en el hogar. En casa se preparaba un cordero, se comía asado, se acompañaba con hierbas amargas, pan sin levadura, se comía aprisa. La pascua se celebraba en familia; allí el padre del hogar explicaba el significado de esta fiesta, respondía las preguntas de los niños.

En el pasaje que citamos podemos ver que nuestro Señor Jesucristo tomó la pascua con su familia que eran sus discípulos. En esta ocasión el Señor no tomó la pascua con su familia carnal, sino con sus discípulos porque ellos eran su familia ya que estaban haciendo la voluntad de su Padre. Esta fue la última pascua legítima; esta fiesta cedió su lugar a la Santa Cena.

LA SANTA CENA ES LA FIESTA DE LA FAMILIA ECLESIÁSTICA (20-28)

La Santa Cena es el sacramento del Nuevo Testamento que conmemora el sacrificio vicario de Cristo para el pago y perdón de nuestros pecados. En esta conmemoración comemos pan que simboliza el cuerpo de Cristo, y tomamos jugo de uva que representa su sangre. Cristo ofreció su vida en la Cruz del calvario para pagar nuestra cuenta de pecado. Allí él murió en nuestro lugar, pero al tercer día resucitó para garantizar nuestra Salvación.

La Santa Cena debe tomarse con la familia espiritual que es la Iglesia. La iglesia es la familia espiritual; pues somos hijos de Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. Por eso nos llamamos hermanos, sin importar nuestro tipo de sangre, conocimientos o posición social. Ha sido impactante para la gente ver como en la Iglesia de Cristo sus miembros somos una familia espiritual que se apoya en todo.

Cada creyente al tomar la Santa Cena debe estar unido a su familia espiritual. Jesús quería que los que participaran de la Santa Cena Estuvieran unidos en familia espiritual. Por ello primero los puso a reflexionar en su condición afirmando que uno de ellos lo había de entregar. Y segundo haciéndolos participar del mismo pan y copa. Si usted toma la santa cena sin estar en unidad con el pueblo de Dios no recibirá los beneficios de ella.

LA SANTA CENA ANUNCIA LA GRAN CENA CON LA FAMILIA CELESTIAL.

Cristo nos habló del cielo como una casa, y de sus habitantes como una familia; al llamarla la Casa de su Padre. Si Jesús hubiese dicho que Dios es el presidente del cielo, pensaríamos que el cielo es una empresa. Pero Jesús nos vino a presentar a Dios como el Padre porque el cielo es nuestro hogar. Allí no seremos solamente inquilinos, sino hijos de Dios transformados a su imagen perfecta.

Dios ha señalado un día para las bodas del Cordero. Será después de que Jesús venga a las nubes por su Iglesia, cuando los muertos en Cristo resucitarán y los que estemos vivos seamos transformados a un estado de perfección e incorrupción. Las Bodas del Cordero serán en el cielo, y significan la unión de la Iglesia con Cristo para siempre; ya nada nos separará del Señor.

Después de la Unión de Cristo con su Iglesia habrá una gran fiesta, y cenaremos con Jesús. Cuando hay una boda siempre hay fiesta, en el cielo no será la excepción; qué gozo pleno disfrutaremos los redimidos por Cristo. Jesús dijo que cenará con nosotros en el reino de su Padre. Por lo tanto participemos de la Santa Cena con esta esperanza en nuestro corazón.

HERMANOS:

La Santa Cena nos hace reflexionar en:

1 La importancia de la familia, La Santa Cena es familiar. Para Dios es importante la familia. Satanás siempre tratará de destruir nuestro matrimonio y familia, él sabe que si destruye nuestro hogar nos golpeará fuertemente. No debemos darle lugar, cuidemos de nuestra familia, cumpliendo la Instrucción de la Palabra de Dios para cada miembro.

2 Nuestra condición pasajera en este mundo y nuestra esperanza. No sabemos cuantos años hayamos de estar en esta tierra; pero si partimos, nuestro Salvador tiene un lugar para nosotros en el reino de su Padre. Sabemos que Cristo viene en breve, y cuando esto ocurra iremos a vivir con el Señor y todos nuestros hermanos redimidos.

3 Entregarnos íntegramente al Señor. Jesús dio su vida por nosotros. Su cuerpo fue destrozado y su sangre derramada. Que nuestra vida sea ofrenda viva a Jesucristo en amor, adoración, servicio y testimonio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: