EVANGELIO INTEGRAL

“Y Pedro les dice: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo”. Hechos 2.38.

PARTICIPACIÓN PROYECTO “ALABARTE”

MENSAJE DE EVANGELISMO

 

EVANGELIO INTEGRAL

Hechos 2.38

Propósito: Enseñar que el evangelio de Jesucristo, el evangelio de salvación implica arrepentimiento de pecados, fe en Jesucristo como nuestro único Salvador, integración a la iglesia visible, y una vida de buen testimonio. Para que la Iglesia vivamos el evangelio de manera completa, agrademos al Señor y seamos luz para que otros vengan a Cristo.

Introducción:

Ninguno de nosotros ofrecería a la familia una comida cruda; no entregaríamos una tarea sin terminar; si fuéramos carpinteros no entregaríamos a un cliente, una mesa con tres patas.

Pero cuando hablamos del evangelio de Jesucristo, encontramos que no siempre vivimos un evangelio completo. Es necesario vivir un evangelio integral porque es la evidencia de que somos cristianos genuinos, y esto confirma la salvación de nuestra vida.

ARREPENTIMIENTO DE PECADOS, Marcos 1.15.

La palabra arrepentimiento significa cambio de dirección. En primer lugar implica el reconocimiento de nuestros pecados y sus consecuencias. La Palabra de Dios nos dice que la paga del pecado es muerte, es decir la separación de Dios. Cuando en verdad nos arrepentimos decimos: “reconozco que soy pecados, y que merezco el castigo divino por mis maldades”

El arrepentimiento nos lleva a buscar el perdón de Dios; a suplicar que Dios borre nuestros pecados y nos libre de pasar la eternidad separados de él. Esto es muy importante por eso nuestro Señor Jesús llamó a las personas al arrepentimiento; y el apóstol Pedro también dijo a los judíos que era necesario que se arrepintieran.

Arrepentimiento, también significa apartarse del pecado. Cuando hay arrepentimiento verdadero, dejamos la vida habituada al pecado. Es verdad que los cristianos no somos perfectos, y que seguimos quebrantando la ley de Dios. Sin embargo el corazón arrepentido ya no se delita en el pecado.

Una evidencia de arrepentimiento es que a partir de este momento, cambia nuestra perspectiva acerca del pecado. Antes presumíamos nuestros pecados, alardeábamos de ellos, como si fueran conquistas. Pero cuando hay arrepentimiento, sentimos dolor, vergüenza por el pecado; y lo aborrecemos porque estamos conscientes, de que es malo y destructivo.

LAVAMIENTO EN CRISTO, Hechos 16.31.

El apóstol Pedro dijo que era necesario bautizarse, esto significa lavarse. Una vez que nos arrepentimos de nuestros pecados, es indispensable ser lavados de ellos. El único medio dado por Dios para lavar nuestros pecados es Jesucristo.

El apóstol Pablo dijo al carcelero de Filipos, cree en el Señor Jesucristo y serás salvo… Jesús pagó-lavó nuestros pecados con sus sufrimientos, muerte y resurrección. Este pago es efectivo.

Para ser lavados o para que se cargue a nuestra cuenta, a nuestro beneficio lo que Jesús hizo en la cruz del calvario, además de arrepentimiento de pecados, es necesario creer en Jesús como nuestro Salvador. Decirle que creemos en él, en su sacrificio, y queremos que sea nuestro libertador del pecado y la muerte eterna.

Cuando hacemos esto somos liberados, somos salvos. Y Dios nos hace sus hijos, hace de nuestra vida su templo; él vive en nuestro corazón.

INTEGRACIÓN A LA IGLESIA, Hechos 2.41.

De acuerdo al libro de los Hechos podemos ver que los creyentes además de ser lavados con la sangre de Cristo, eran lavados o bautizados con agua para simbolizar el lavamiento de sus pecados. El bautismo en el nombre de la Trinidad es algo que el Señor Jesús estableció para que los creyentes, fueran recibidos como parte de una iglesia. De esta manera vemos aquel día cuando Pedro predicó, los creyentes fueron bautizados, y se añadieron a la iglesia como 3000 personas.

Esto nos enseña que es un privilegio de todo creyente ser bautizado, y en nuestro caso como presbiterianos, hacer profesión pública de su Fe en Cristo, para ser recibido como miembro de una iglesia local. No se prive de este privilegio; nuestro Salvador nos dice que él es la vid, y nosotros las ramas; y éstas están unidas. Intégrese a la iglesia.

No integrarnos a una Iglesia evangélica, es no valorar al cuerpo de Cristo. ¿cuánto vale la iglesia? Tome en cuenta que Jesús dio su vida por ella, vale la sangre pura del Hijo de Dios. Es verdad que a veces hay problemas en las iglesias, pero las bendiciones que recibimos de Dios por medio de su pueblo superan toda dificultad.

VIDA TRANSFORMADA POR EL ESPÍRITU SANTO, 2 Corintios 3.17,18; 5,17.

San Pedro, guiado por el Señor, dice que a los que se arrepienten de sus pecados, y son lavados por Jesucristo, les es dado el don del Espíritu Santo. Él es la tercera persona de la Trinidad, es Dios, quien se encarga de aplicar la obra de salvación de Jesús en nuestra vida.

Así mismo el Espíritu Santo se ocupa de santificar nuestras vidas, de llevarnos de gloria en gloria, para ser nuevas criaturas.

Ser cristianos no es fácil. El creyente en Cristo, se enfrenta a su familia, quien se siente traicionada por nuestra fe. El cristiano sufre burlas, desprecios, maltrato. Sin embargo si en verdad estamos en el evangelio de Cristo, nuestra vida debe estar siendo transformada para dar un buen testimonio.

El lugar para demostrar una fe autentica es nuestra casa. Si somos cristianos, seremos: esposos que aman; esposas que respetan; hijos que obedecen y apoyan en las tareas de la casa, y si somos mayores, que ayudamos a nuestros padres económicamente, así como los visitamos; seremos padres responsables y amorosos para con nuestros hijos. Aun cuando nuestros seres queridos nos traten mal, si somos cristianos, nosotros no perderemos nuestra identidad de nuevas criaturas.

HERMANOS: No nos privemos de la bendición de vivir el evangelio de forma completa.

Si usted aun no es salvo: arrepiéntase de sus pecados y dígale a Cristo que cree en él como su único y suficiente Salvador. Después intégrese a la Iglesia y de buen testimonio desde su hogar. De esta manera tendrá evidencia de su salvación; será un medio para que otros conozcan a Cristo y sean salvados por él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: