EL SACERDOCIO EN LA FAMILIA

“EL SACERDOCIO EN LA FAMILIA”

“Y cuando mañana te preguntare tu hijo, diciendo: ¿Qué es esto? Decirle has: Jehová nos sacó con mano fuerte de Egipto, de casa de servidumbre”. ÉXODO 13.14.

El sacerdote era un intercesor del pueblo de Israel ante Dios, un puente por eso se llamaba también pontífice. Sin embargo la responsabilidad espiritual de las familias no estaba a cargo de los sacerdotes directamente, sino de los padres; ellos eran los sacerdotes en el hogar.

ENCOMENDADO A LOS PADRES EN EL ANTIGUO TESTAMENTO, ÉXODO 12. 26,27; DEUTERONOMIO 6.6,7.

Dios mandó por ejemplo que la fiesta de la Pascua que era una conmemoración de la liberación del pueblo de Israel de la esclavitud en Egipto, se celebrara en el hogar. Era deber de los Padres explicar a sus hijos el significado de ésta y otras festividades, de manera que los hijos conocieran a Dios y su poder salvador.

También el Señor mandó que la Palabra de Dios fuera enseñada a los niños por sus padres, aprovechando incluso los momentos cuando caminaban juntos, de esta manera la enseñanza de las Escrituras era algo práctico y con resultados muy buenos.

Habían muchos sacerdotes en Israel, pero ellos no iban a las casas a instruir; de la puerta hacia dentro era responsabilidad de los padres que sus hijos conocieran a Dios; como lo es en la actualidad para nosotros.

RATIFICADO A LOS PADRES EN EL NUEVO TESTAMENTO, MATEO 19.14, HECHOS 2.39.

Nuestro Señor Jesucristo dijo a sus discípulos que no impidieran a los niños ir a él. Estos niños fueron llevados por sus padres, por lo tanto el Señor manifestó que es correcto que los padres sean quienes acerquen a sus hijos a Cristo. Es una tarea de los padres predicar el evangelio de salvación a los niños desde su tierna edad de una manera adecuada a su edad.

También el apóstol Pedro por inspiración del Espíritu Santo dijo que la promesa de salvación es para nosotros y para nuestros hijos. Es decir que los padres debemos tener presente que nuestros niños están incluidos como miembros(no comulgantes) en la Iglesia, y que es nuestra responsabilidad que ellos disfruten de sus privilegios como el de ser instruidos en la Palabra de Dios.

Para realizar el sacerdocio en la familia, es decir, llevar el hogar a Cristo, los padres debemos además de instruir a nuestros hijos en la Palabra de Dios, debemos darles buen ejemplo, asistir con ellos a la casa de Dios, y bautizarlos.

DEMANDA COMUNIÓN CON DIOS, HECHOS 16.31.

La Palabra de Dios dice: “Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo tu y tu casa”. Es decir que cuando recibimos a Cristo como nuestro Salvador, nos convertimos en un medio para predicar a la familia, darles testimonio, de manera que conozcan a Cristo y le reciban.

Los sacerdotes en el Antiguo Testamento primero ofrecían sacrificio por sus pecados, y luego por los del pueblo. Igualmente para que los padres seamos sacerdotes en el hogar primeramente debemos estar en Cristo, para luego llevar a la familia a él.

¿Esta Cristo en nuestro corazón? ¿Cómo está nuestra comunión con él? Le invitamos a cultivar fielmente su vida espiritual y seguir creciendo junto con su familia, hasta que lleguemos todos con nuestro Salvador.

Estimado Lector:

Un día Dios nos pedirá cuenta de nuestro sacerdocio en el hogar. Procuremos asumir este papel con responsabilidad y amor para que nos presentemos a Dios como obreros aprobados que no tienen de que avergonzarse, que han trazado bien la Palabra de Verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: