NUESTRA HISTORIA DE FE, editorial.

“LA HISTORIA DE FE DE NUESTRA FAMILIA”

“Trayendo á la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual residió primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice; y estoy cierto que en ti también”. 2 Timoteo 1.5.

El apóstol Pablo menciona la historia de fe de la familia de Timoteo, le menciona como un creyente en Cristo de tercera generación. Tomando en cuenta esto hoy hablaremos de la historia de fe de nuestra familia. Antes de continuar queremos dejar claro, que nuestro propósito no es encasillar a ningún hermano; sino de llevar a la reflexión, para ubicar en dónde nos encontramos y tomar las acciones para ir a Cristo, a la vida eterna.

Creyentes en Cristo de primera generación. (Loida, )

Son los creyentes que no se criaron en un hogar cristiano, pero que han conocido al Señor y le han recibido como su Salvador personal.

Los creyentes de primera generación se enfrentan a las situaciones siguientes:

a) Como no crecieron en un hogar cristiano, no tienen un patrón, una referencia, para resolver dificultades de la vida cristiana, es decir, no pueden decir: así lo hacían mis padres; están arando en campo nuevo. b) En las reuniones de familia, generalmente son desmenuzados, reciben críticas y burlas como cristianos. c) Reciben poco o nada de apoyo por parte de los familiares para las actividades diarias y sobre todo las que tienen que ver con la iglesia. d) Aun cargan con varios residuos de la vida antes de Cristo, y enfrentan luchas fuertes, debido a que aun no han incorporado conocimientos en los cuáles valerse.

Los creyentes de primera generación poseen estas ventajas:

a ) Gran entusiasmo y consagración por Cristo. b ) Son como una hoja en blanco, sobre la cual escribir un programa de desarrollo espiritual. c ) Tienen la oportunidad de crecer, enseñando valores como la sinceridad y humildad a los hijos.

Creyentes en Cristo de segunda generación. (Eunice, )

Los creyentes de segunda generación se criaron en un hogar cristiano. En la mayoría de los casos han asistido a la casa de Dios constantemente, y han participado de los cultos familiares. Los creyentes de segunda generación, tienen las ventajas siguientes:

a) Posee buen conocimiento de la Palabra de Dios. b) Tiene antecedentes de una relación con Dios. c) Han visto a creyentes poniendo en práctica su fe, y cómo Dios ha obrado en sus vidas.

Los creyentes de segunda generación se enfrentan a las situaciones o desafíos siguientes:

a) Muchos no han recibido a Jesús como su Salvador por lo tanto no han experimentado una relación personal con Dios. b) Tienen que responder con sinceridad a las siguiente preguntas ¿esto es real para mí? El hecho de ser hijos de cristianos, no nos hace hijos de Dios. c) Muchos creyentes de segunda generación, han perdido la pasión por Dios que vivieron sus padres.

Dos factores influyen en los creyentes de segunda generación para que estos pierdan el entusiasmo por el Señor: 1) la poca instrucción que recibieron de sus padres. 2) la ingratitud de la iglesia.

Creyentes en Cristo de tercera generación. (Timoteo, )

Los creyentes de tercera generación, tiene abuelos cristianos y padres cristianos.

Aunque en muchos casos los creyentes de tercera generación tienen abuelos cristianos y padres que no lo son. De esta manera muchos creyentes de tercera generación son como de primera. Los creyentes de tercera generación tienen las siguientes ventajas:

a) Tienen la influencia estabilizadora de sus abuelos. b) Poseen un fundamento sólido de la vida cristiana. Son testigos de cómo se puede transmitir la fe autentica y vibrante. c) Poseen el conocimiento y experiencia para servir como mentores de otros cristianos.

En una sola familia pueden haber cristianos de diferente generación y esto permite un equilibrio que ayudará al desarrollo espiritual de los miembros de la familia.

Hermanos: Como dijimos al principio, no pretendemos encasillar a nadie, pero reflexionemos, ¿en donde se encuentra usted?

¿Es un cristiano de primera generación, con rechazo de su familia, pero con fervor en el Señor, con poco conocimiento pero con sed de aprender?

No se desanime, siga la vida en Cristo, siga creciendo para la gloria de Dios.

¿Es usted un creyente de segunda generación? ha recibido a Cristo, pero no le sirve con la pasión de sus padres?

Pablo le dijo a Timoteo, despierta el don que está en ti. Usted puede y debe ser un cristiano ferviente, regrese al primer amor.

Sus padres fueron creyentes, pero usted realmente no ha aceptado a Jesús. Le recordamos que la salvación es un asunto de decisión personal. Reciba a Cristo como su Salvador personal.

¿Es usted un creyente de tercera generación?

¿Sus abuelos, padres y usted a aceptado a Cristo como su Salvador?, o ¿sus abuelos y usted han recibido al Señor y le han servido con fervor?

Ofrezca al Señor todo este trasfondo espiritual que él le ha dado en un servicio digno.

Usted puede ver la gracia derramada en su familia por tres generaciones, en gratitud sirva al Señor con amor y pasión.

Pero si sus abuelos fueron fieles creyentes, sus padres se apartaron, y usted sigue de lejos. Recuerde que lo que determinará que usted pase la eternidad en el cielo, no es lo que sus abuelos hayan hecho, sino la decisión que usted ha tomado respecto a Cristo. Si no lo ha hecho reciba a Jesús como su Salvador persona.

Si ha sido un cristiano resfriado, hoy vuelva a su primer amor.

Si ha sido un cristiano de nombre, hoy reciba a Cristo. Todos los cristianos tenemos espíritu de fortaleza para servir, de amor para compartir y se templanza para resistir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: