Nuestro amor mas grande

La maravillosa presencia del Señor

Amor práctico

“AMOR PRÁCTICO”

Juan 21.15-17.

15. Y cuando hubieron comido, Jesús dijo á Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que estos? Dícele; Sí Señor: tú sabes que te amo. Dícele: Apacienta mis corderos.

16. Vuélvele á decir la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Respóndele: Sí, Señor: tú sabes que te amo. Dícele: Apacienta mis ovejas.

17. Dícele la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Entristecióse Pedro de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y dícele: Señor, tú sabes todas las cosas; tú sabes que te amo. Dícele Jesús: Apacienta mis ovejas.

Después de comer pescado y pan, el Señor Jesús habló con Pedro. Primero la comida, “las penas con pan son buenas”, luego un dialogo incomodo para Pedro, pero necesario. El Señor no se dirigió a él como Pedro, sino con el nombre: Simón; era evidente que había que arreglar algo. 

Jesús dijo á Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que estos?

Significa que el Señor amaba a Pedro y se lo había demostrado al morir por sus pecados. Al preguntar ¿me amas?, declaramos que amamos y que deseamos saber si somos correspondidos. 

Jesús puso para Pedro la barra en lo alto, ¿más que estos? Porque a él, el Señor le mostró su amor de una manera especial, le permitió vivir momentos únicos, como caminar sobre las aguas, ser testigo de la transfiguración, estar cerca en el Gethsemaní en los momentos difíciles para Jesús. 

De acuerdo con el idioma griego, Pedro respondió: “tú sabes que te quiero”. Entonces, en otras Palabras, Jesús le dijo: “demuéstralo, cuida de mis corderos”.

Simón, hijo de Jonás, ¿me amas?

Significa: Pedro, ¿qué pasa con esta respuesta? No te pregunté si me quieres, te pregunté si me amas más que estos. Pedro, ¿me amas? Jesús usó la palabra “agapao” que se usa para hablar del amor del Padre. 

Esta vez, el Señor puso la barra a media altura, ¿me amas? Jesús amaba a Pedro, por eso después de resucitar, por medio de un ángel, le indicó que a él en especial deseaba verlo en Galilea, no obstante que Pedro lo había negado tres veces y además abandonado, Marcos 16.7.

Otra vez, Pedro uso el término “fileo” y respondió: “tú sabes que te amo”. Jesús le dijo: “demuéstralo, cuida de mis ovejas”. 

Simón, hijo de Jonás, ¿me amas?

Lo que sigue es muy conmovedor. La tercera vez, el Señor le dijo a Pedro: ¿Me quieres?, Jesús usó la palabra “fileo”. Bueno Simón, hijo de Jonás, ¿me quieres?

El Señor puso la barra hasta abajo. Pedro no reaccionó y volvió a responder: “tú sabes que te quiero”.

¿Podemos sentir el dolor de declarar a alguien que le amamos, que por eso hemos hecho cosas importantes y especiales y que nos responda: yo te quiero?

Jesús dijo a Pedro: “cuida de mis ovejas”, es decir, Pedro: el afecto verdadero se manifiesta con hechos. 

Parece que el asunto queda sin ser resuelto, pero los versículos que siguen nos dicen que el Señor explicó a Pedro que tendría la oportunidad de amar a Cristo y de demostrarlo por medio de una muerte difícil que daría testimonio de la realidad de su fe y del evangelio del Señor Jesús. El apóstol Pedro fue un mártir de la iglesia por su fe fiel a Jesucristo. 

Amado(a) hermano(a):

Jesús te ama y lo ha demostrado al salvar tu vida por medio de sus sufrimientos, muerte en la cruz y resurrección. Además, Él te da bendiciones especiales todos los días. 

 El Señor te pregunta: ¿me amas más que estos? No te pregunta: ¿Me amas?; mucho menos: ¿me quieres?; sino: ¿me amas más que estos? Jesús desea tu amor grande. 

Deseo que tu respuesta sea: “Sí Señor, te amo más que los demás” y que lo demuestres. Así como la fe sin obras está muerta, el amor sin hechos no es auténtico. 

Manifiesta tu amor a Cristo por medio de:

La oración, platica con Él todo el tiempo. 

La lectura y meditación de su Palabra, escucha al Señor. 

La adoración a Jesús, de forma personal y en compañía de otros creyentes. 

El servicio a su iglesia. 

El testimonio, preséntale a tus familiares, amigos y conocidos. 

El Amor, amate a ti mismo y a tus semejantes.

La felicidad, sé feliz, recuerda que tienes lo más grande que existe en el universo, “El amor eterno e incondicional de Cristo”. 

Esfuerzo Cristiano M. 2019

Anc. Gob. Carlos Alberto Rojano Cruz

Nuestra necesidad del Salvador

El modelo divino-evangelismo

Mensajeros de Cristo

Éxodo 20

1 Y HABLO Dios todas estas palabras, diciendo: 2 Yo soy JEHOVA tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de siervos. 3 No tendrás dioses ajenos delante de mí. 4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de cosa que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.

La iglesia de Cristo es una sola. Está formada por los redimidos de todos los tiempos y lugares. De esta manera Israel es la Iglesia de Dios y la iglesia es Israel. Somos un solo pueblo. 

Dios dice a su pueblo que no debemos tener dioses ajenos, ni hacernos imágenes de Él, mucho menos de dioses falsos, ya que nuestra misión es ser mensajeros suyos al mundo que nos rodea y necesita conocer al Señor. Dicho en otras palabras, su iglesia somos su imagen a la humanidad. 

NUESTRO REDENTOR PERFECTO. 

Nos libró de la esclavitud del pecado y la muerte eterna.Dios libertó a Israel de una esclavitud de 400 años en Egipto, una nación fuerte. Lo hizo con demostración de su poder a través de maravillas. El Señor fue movido por su amor y fidelidad a su Palabra. De la misma forma Dios nos rescató de la esclavitud y muerte espirituales por su misericordia y con su poder irresistible. Fuimos conquistados por Cristo. 

Nos adoptó como sus hijos. Muchos reyes liberan a pueblos para convertirlos en sus esclavos. Dios rescató a los israelitas para hacerlos su nación especial, su familia. Por eso, tres meses después de su salida de Egipto les dio leyes para darles identidad como hijos del Señor. Los esclavos son considerados y tratados como animales, una vez liberados necesitan recobrar su identidad y dignidad; Dios hizo esto con su pueblo al darles su ley moral escrita. Nosotros fuimos adoptados como hijos de Dios por medio de Jesucristo, el Señor es nuestro Padre y nos da confianza para clamar Abba(Papá-Papito) Padre. Nuestra identidad está en Cristo, ya no somos esclavos, sino Hijos amados de Dios.   

Nos dio una familia y herencia eterna. Muchas personas que son puestas en libertad vuelven a delinquir para regresar a la cárcel porque no tienen familia, ni una casa para vivir. El Señor ya tenia una tierra preparada para su Pueblo Israel, de manera que no tenía necesidad de regresar a Egipto. En Cristo recibimos una familia que es la iglesia y somos herederos de Dios, tenemos una casa eterna en el reino de Dios. Es un lugar maravilloso. No tenemos que regresar al mundo en busca de compañía, Cristo nos ha dado un hogar hermoso, por eso es nuestro Perfecto Redentor. 

EL DIOS ÚNICO, VIVO Y VERDADERO. 

Existe por sí mismo. El Dios de Israel, el Señor de la iglesia es eterno, nadie le creó, sino que Él hizo de la nada todas las cosas. Algunos se atreven a decir que el hombre creó a Dios. Es verdad que los pueblos han creado infinidad de dioses, que son imperfectos como sus creadores (ver notas al final sobre los dioses falsos). El Dios Verdadero revelado en las Escrituras es Perfecto, existe por sí mismo, es Infinito y Soberano, está sobre todos y nadie prevalece contra Él. Nuestra vida está segura en el Señor, si Él por nosotros, ¿quién contra nosotros?, Romanos 8.38. 

Es Espíritu puro. Dios no tiene cuerpo, por eso no debemos hacer imágenes de Él. Es Espíritu puro-libre. Libre de miembros o partes, libre de vejez y muerte, libre de corrupción, libre de pecado y maldad. Del Señor sólo procede toda dádiva y don perfecto. En la creación se encuentran patrones que nos muestran el sello de Dios, pero nada se compara al Señor, es una falta representar al Creador con lo creado. Dios es libre de maldad, todo lo que hace es bueno. Permite situaciones que son difíciles y no siempre comprendemos, pero todo es para nuestro bien, Romanos 8.28.  

Jamás cambia. Los ídolos son presentados como cambiantes, sus imágenes cambian, se corrompen y necesitan reparación, porque son dioses falsos. Nuestro Señor es inmutable, no cambia, permanece igual en todas sus perfecciones, es inmutable al grado de que en Él no hay sombra de variación, Santiago 1.17. Aunque nosotros cambiamos, Dios permanece fiel a su Palabra y promesas.  Por lo tanto, el Señor es confiable. 

NUESTRA CABEZA. 

Nos sustenta y cuida. ¿Por qué otra razón Dios pide a su pueblo que no haga imágenes de Él? Porque el Señor ya tiene un cuerpo. Israel es el cuerpo de Dios, por medio de este pueblo, muchas gentes conocen la grandeza del Señor. La Iglesia es el cuerpo de Cristo. El Señor Jesús es la Cabeza de todos los redimidos, significa que Él nos sustenta en todos los aspectos y nos cuida para presentarnos a Él sin manchas, ni arrugas. 

Nos dirige. Jesucristo es nuestra Cabeza porque nos gobierna. Lo hace por medio del Espíritu Santo y de su Palabra revelada. Por eso es muy importante ser perseverantes en la lectura y meditación de la Palabra de Dios. Recordemos que en ella encontramos principios prácticos para superar toda situación en la vida diaria. 

Somos testimonio al mundo. La creación, la Biblia y el pueblo de Dios damos testimonio al mundo de la existencia y veracidad de Dios. La preservación de la iglesia en medio de muchas pruebas predica al mundo la verdad de Jesucristo. Juan 20.27, el Señor le dijo a Tomas que metiera su dedo en sus manos traspasadas y su mano en su costado para creer en Él. Las personas que quieran una evidencia de Cristo pueden mirar y tocar el cuerpo de Cristo para creer, es decir, tienen el testimonio de la iglesia transformada, tienen las pruebas de lo que Jesús ha hecho en nuestra vida. 

Hermanos: 

Dios nos rescató para su gloria, para que todos seamos sus mensajeros. No debemos ser mensajeros, sino que ya lo somos, es un declarativo del Señor. Ser mensajeros de Cristo es una bendición porque:

Le da sentido y propósito a nuestra vida. 

Nos permite experimentar el poder de Dios.

Nos da el gozo de ver cómo el Señor rescata a otros por medio de nuestro testimonio. 

Nos libra de entretenernos en cosas que no son provechosas. 

Nos ayuda a crecer en nuestra vida espiritual. 

Pensemos en formas para cumplir nuestra misión de ser mensajeros del Señor al mundo:

Regalar la Palabra de Dios en cumpleaños o momentos especiales a amigos, compañeros y familiares. 

Obsequiar libros con contenido bíblico. 

Publicar textos evangelísticos en el perfil de nuestras redes sociales. 

Invitar a alguien a tomar los alimentos para presentarle el mensaje de salvación.

Dar buen testimonio. 

No decir malas palabras…

DESCRIPCIÓN DE ALGUNOS DIOSES FALSOS

Zeus

El hijo menor de Cronos y Rea, es el líder de los dioses que viven en el monte Olimpo. Él impone la justicia y el orden lanzando relámpagos construidos por los cíclopes. Zeus tuvo muchas esposas y asuntos con diosas, ninfas y humanas.

Afrodita

El nombre de la diosa del amor significa “nacida de la espuma”, porque decían que había surgido del mar. Afrodita es la más bella de las diosas. A pesar de ser esposa de Hefesto, tuvo varios casos con dioses como Ares y Hermes y también con mortales.

Apolo

El dios de la luz (representada por el Sol), de las artes, de la medicina y de la música es hijo de Zeus con una titán, Leto. En la juventud, era vengativo, pero después se convirtió en un dios más tranquilo, usando los poderes para curación, música y previsiones del futuro.

Ares

El terrible dios de la guerra es otro hijo de Zeus y Hera. ¡En el campo de batalla puede matar a un mortal sólo con su grito de guerra! Padre de varios héroes – humanos que están protegidos o hijos de dioses, Ares todavía se ha convertido en uno de los amantes de Afrodita.

Tlazoltéotl:

Es la diosa de la inmundicia y de los amores ilícitos. Patrona de la incontinencia, del adulterio, del sexo, de las pasiones, de la carnalidad y de las transgresiones morales. Era la diosa que eliminaba del mundo el pecado (y a su vez lo provocaba) y la más relacionada con la sexualidad y con la Luna.

Huehuecóyotl:

Es un dios fiestero, incluso se decía que instigaba guerras entre humanos para aliviar su aburrimiento. Es es el dios del destino, de la danza y de los deseos mundanos. En el Códice Borbónico es representado como un coyote bailando con manos y pies humanos, acompañado por unos platillos.

Mayáhuel:

Diosa del maguey, por ello de la embriaguez. Era relacionada con la mala suerte, los que nacían en un día asociado a su fiesta habrían de terminar mal.

Culto de Navidad

“LA GRACIA DE LA NAVIDAD”

Mateo 1. 2,3,5,6,17,21-23. La navidad o el nacimiento del Señor Jesús es una historia de gracia. Es bueno recordar que gracia es un regalo dado a quien no lo merece. 

PARA LA ACEPTACIÓN DE LA FAMILIA DEL SEÑOR, 2, 3, 6, 17. 

El evangelio de Mateo en su primer capítulo nos muestra la genealogía del Señor Jesucristo, desde luego, en relación con su naturaleza humana. Este pasaje de la Palabra de Dios es una fotografía de la familia del Señor. Sus integrantes no fueron personas perfectas, sino pecadores, que recibieron la bendición de ser aceptados como familiares de Cristo, sólo por la gracia divina. Para consumar esta admisión tuvo lugar la navidad. Echemos una mirada a algunos personajes. 

Abraham, 2.Perteneció a Ur de los caldeos, una ciudad idólatra, lo que nos indica que durante un tiempo practicó este pecado. Mintió al decir que su esposa era su hermana. No esperó al Señor y engendró un hijo con la sierva de su esposa.

Judá, 3.Bisnieto de Abraham, fue quien tuvo la idea de vender a su hermano menor José para deshacerse de él y de sus sueños. Mintió a su padre Jacob al hacerle creer que su hermano había muerto. Engendró dos varones con la viuda de su hijo, una situación escandalosa.  

David, 6.Fue rey de Israel; entre otros pecados, cometió adulterio con Bethsabé y además mató a su marido.

El reino del sur, Judá, 17.El pueblo de Judá aun cuando conocía al Dios Vivo y Verdadero, cayó en la adoración de ídolos, sacrificios humanos y pecados sexuales.  Fue llevado cautivo a Babilonia en el 606 a. C. Una vez que se arrepintió de sus pecados, fue retornado por el Señor en el año 536 a. C.

Ningún hebreo merecía pertenecer a la familia de Jesús, todos recibieron esta bendición por gracia. Por gracia están en la fotografía y corazón de Dios. 

PARA LA INCLUCIÓN DE LOS GENTILES EN LA FAMILIA DE CRISTO, 5. 

La Palabra de Dios llama gentiles a las personas que no son descendientes de Abraham, Isaac y Jacob. Desde los días del Antiguo Testamento Dios incluyó a gentiles en su familia. 

Rahab.La Palabra de Dios nos enseña que Rahab era ciudadana de Jericó. Se dedicó a la prostitución y es seguro que participó en la adoración idólatra de su pueblo que incluía el sacrificio de niños. Ella debió morir con todos los habitantes de Jericó, sin embargo, Dios la salvó en compañía de su familia. Fue esposa del israelita Salmón y madre del terrateniente Booz. 

Ruth.Fue una mujer moabita que se casó con un israelita y enviudó. Era extranjera por lo que no debía ser tomada por esposa por ningún hijo de Israel. Sin embargo, Dios la salvó y le permitió formar una familia con Booz un varón trabajador, poderoso y temeroso del Señor. 

La iglesia neotestamentaria.Los pueblos gentiles están llenos de idolatría, inmoralidad e injustica. Sin embargo, la mayoría de los redimidos por Cristo en los días del Nuevo Testamento somos gentiles, no pertenecemos al pueblo de Israel. Pero el Señor tuvo misericordia de nuestra vida.  

Los gentiles que hemos recibido la salvación de Dios, por gracia ya no somos extranjeros, sino juntamente ciudadanos con los santos y domésticos de Dios (Efesios 2.19). Estamos incluidos en la foto de la gran familia de Jesucristo.  

PARA SALVACIÓN DE NUESTRA VIDA, 21-23. 

De los muchos pecados. El Mesías vino para salvarnos de nuestros pecados y librarnos de la separación de Dios, por eso fue nombrado Jesús, que significa Salvador. Jesucristo llevó nuestros pecados sobre sí y los pagó con sus sufrimientos y muerte en la cruz, ocupó nuestro lugar. El nacimiento de un bebé es un motivo de alegría, oramos para que Dios lo guarde de padecimientos y lo bendiga. El Señor Jesús nació para tener una muerte cruenta en una cruz. ¡Cuán grande es la gracia de Dios, nos dio a su Hijo sin merecerlo!

En cumplimiento a la promesa divina. El evangelista Mateo registra que el nacimiento del Señor Jesús es el cumplimiento de la Palabra de Dios. El Señor siempre cumple sus promesas. Por ello todos podemos confiar en Cristo, creer en Él sin titubeos. Jesús salva y sostiene a los que confían en Él como su Salvador.  

Y disfrutar de la presencia diaria de Dios. Ser salvos significa pertenecer a la familia de Dios y tener una herencia en el reino eterno del Señor. Mientras llegamos a nuestra morada celestial, disfrutamos de la presencia del Señor en nuestra vida. Por eso Jesucristo es Emmanuel, Dios con nosotros. En todo momento Él nos consuela, fortalece, guía, cuida, sustenta, pastorea. Lo hace por gracia, ya que a menudo fallamos y le quedamos mal. 

HERMANOS: 

1. Mateo 1 nos muestra que la navidad es una manifestación de la gracia de Dios, no la merecíamos, sin embargo, fuimos favorecidos por el amor de Dios. 

2. La navidad nos recuerda que nada puede frustrar el plan divino, ni quebrantar su Palabra. La historia de Israel está llena de altibajos y pecado, pero nada impidió que viniera el Mesías. Nosotros nos equivocamos, fallamos, pero Dios no. Confiemos en el Señor con plenitud, descansemos en sus promesas. Algunos no van a Cristo por temor de fallar, esto puede ocurrir, pero recuerde que Jesucristo es perfecto, Él le sostendrá hasta llegar a su presencia.

3. Así como en la familia del Señor, en nuestra familia se pueden presentar situaciones difíciles. Todos deseamos que nuestros hijos y sus hogares tengan una buena trayectoria, sin embargo, en ocasiones se presentan pecados como la fornicación, el adulterio y el abandono. Cuando el pecado creció, sobrepujó la gracia, Romanos 5.1. Son momentos para esperar en la gracia del Señor. Tal vez en este momento hay un lugar en su familia que está vacío porque un ser amado no desea estar. Son pruebas dolorosas, para superarlas, ore, dé buen testimonio y confíe en Dios y su gracia, espere a que la gracia del Señor le llame y traiga de vuelta a casa como lo hizo con nosotros. 

4. ¿Tiene en mente a personas que no merecen su saludo, afecto, respeto o ayuda? Deles gracia. Es el camino para la paz y bienestar del alma. Salude, ame, respete y ayude por gracia. De hecho, nadie merece algo. Dar gracia es importante por dos motivos: 1. La gracia antecede a la paz. Por ello el saludo favorito del apóstol Pablo era: Gracia y paz, 1 Co. 1.3. Si da gracia tendrá paz, si no lo hace su corazón estará lleno de rencores y amarguras. .2 Es nuestro deber como cristianos, debemos dar la gracia que hemos recibido, Mt.10.8, así lo mandó el Señor Jesús.  QUE LA GRACIA Y PAZ DE DIOS INUNDEN NUESTRA VIDA PERSONAL Y FAMILIAR. 

Coro Jerusalem

Alabanza Navideña 2018, Director: Hno. Daniel Álvarez Padilla.

Alabanza navideña

Grupo Femenil

A %d blogueros les gusta esto: